El Cádiz se complica el fin de campaña (2-1)

  • La derrota ha sido un castigo excesivo para elequipo amarillo, que salió al terreno de juego mucho más enchufado que los gallegos, aunque no supo sacar provecho de esta ventaja.

Comentarios 33

Dos acciones a balón parado bastaron al Racing de Ferrol para dar un nuevo paso hacia la salvación a costa del Cádiz, que tras caer por 2-1 en A Malata, se complica el tramo final de temporada.

Un castigo excesivo para el cuadro andaluz, que salió al terreno de juego mucho más enchufado que el conjunto gallego, que se vio lastrado por la desidia del trivote formado en la medular por Nicolas Camí, Rubén García y Roberto Sousa, que ni construyeron, ni ayudaron en la destrucción.

Circunstancia que no supo aprovechar el Cádiz, que con la excepción de un remate de cabeza de Dani a los doce minutos y un lanzamiento de falta del argentino Gustavo López a los veintisiete apenas inquietó la meta de Queco Piña.

Lo mismo que el Racing de Ferrol, que empeñado en sortear la línea medular con pelotazos largos en busca de Jonathan Pereira y Álvaro Antón, fue incapaz de acercarse con peligro a la portería de Contreras, protagonista involuntario del primer tanto gallego.

Nadie podía imaginar que la falta botada por el central francés Johann Charpenet desde unos cuarenta y cinco metros pudiera generar el más mínimo peligro, sin embargo, el zaguero galo estuvo más pillo que el meta andaluz y sorprendió con su disparo a un adelantado Contreras, que se ocupaba de colocar a su defensa.

Todo un mazazo para el Cádiz, que era incapaz de creer que fuera por detrás en el marcador en un choque en el que no había recibido ni una sola ocasión de peligro.

Desconcierto que se transformó en zozobra con el segundo tanto local, obra del también central Jonathan Martín, que remachó a los cuarenta y cuatro minutos en el segundo palo un balón prolongado por el ex cadista "Cacique" Medina, a un lanzamiento de falta desde la derecha de Álvaro Antón.

No le pudo venir mejor el descanso al Cádiz, que con la entrada de Gastón Casas y, sobre todo, de Enrique, se lanzó en busca de al menos un empate, que a punto estuvo de lograr, tras unos primeros veinticinco minutos de claro color visitante.

Precisamente de un saque de falta botado por Enrique, llegó a los sesenta y siete minutos el 2-1 para el Cádiz, tras ganar Fleurquin la partida a toda la zaga gallega, que vivió tres minutos de auténtico pánico.

Miguel Barreiro pudo firmar un minuto más tarde el empate, pero el remate del gaditano, como no a pase de Enrique, lo desvió bajo palos el central Charpenet, segundos ante de que el propio Enrique volviese a poner en apuros a Queco Piña con un nuevo remate.

Acoso que obligó al técnico local Juan Veiga a quitar un delantero, Jonathan Pereira, para dar entrada a un nuevo central, Manuel Castiñeiras para jugar con una defensa de cinco hombres, que poco a poco fue aplacando las ansias ofensivas del Cádiz.

Así poco a poco, el Racing de Ferrol fue durmiendo el choque, tan sólo sobresaltado por alguna que otra incursión gaditana, para sumar tres importantes puntos, que dejan a los gallegos a seis de los ansiados cincuenta y a uno sólo del Cádiz, que comienza a mirar con preocupación a los puestos de descenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios