De Bricio, campeón en aguas de la Bahía

  • Ruiz y Pérez Nogués completan las plazas de honor

El sevillano Carlos de Bricio es el nuevo campeón de la Copa de España de Patín a Vela tras conservar ayer el liderato provisional que alcanzó en la segunda jornada. Impresionante final el protagonizado por los aspirantes al triunfo y al podio en un desenlace que necesitó de la sexta y última prueba del campeonato para resolver.

El patrón del Náutico Sevilla ganó la primera de las dos citas dominicales, lo que frente a un segundo de Rafael Ruiz (CV Bahía de Cádiz) le permitía distanciarse en dos puntos del local para respirar algo más tranquilo, pendiente de lo que ocurriera en la siguiente prueba. La tranquilidad solo duró lo que daba de sí el último recorrido de la Copa, en el que el sevillano firmó un quinto en una manga que de haberla ganado Ruiz le habría dejado con la miel en los labios. Finalmente fue Vicente Climent (RCN de El Puerto) el que consiguió su única victoria parcial del campeonato y, con Ruiz segundo, hizo a De Bricio el favor que necesitaba para ser el campeón.

De esta forma, la Copa de España fue a parar al palmarés de Carlos de Bricio, seguido a un punto por Rafael Ruiz. Completó el podio, a nueve y diez puntos de ambos respectivamente, Luis Alfonso Pérez Nogués (CV Bahía de Cádiz), quien se despidió con un quinto y un octavo. A un punto del podio, en las posiciones cuarta y quinta, se quedaron Climent, sexto en la primera del día, y Ramón Calero (RCN de El Puerto), con un séptimo y un cuarto en el cierre.

La organización entregó los trofeos al nuevo campeón nacional y a sus acompañantes en el podio, premiando así mismo a los ganadores de las categorías A2 y B, Ángel Miranda (CAND Chipiona) y Juan Carlos Santos (CV Bahía de Cádiz), respectivamente.

Además de por la fuerte competitividad ya conocida en esta clase, la Copa de España de Patín, celebrada a lo largo de tres días en la Bahía de Cádiz, pasará a la historia por unas condiciones algo caóticas debido al viento suave y sus continuos cambios de dirección. Unas condiciones que supusieron un plus de complejidad para los patrones, obligados a gestionar a base de mucho esfuerzo y grandes dosis de técnica en la búsqueda de objetivos.

La última jornada se inició con viento de levante en un área de regatas montada frente a la playa portuense de Valdelagrana y la anulación de la primera prueba, una vez pitada la salida por un fuerte role, obligó al comité a trasladar el escenario a las inmediaciones del puerto deportivo Puerto Sherry. Su torre fue testigo de las dos últimas pruebas, la primera con viento del 250º y la segunda del 260º y una media de entre 8 y 9 nudos de intensidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios