Automovilismo l Fórmula 1

Briatore califica su readmisión como "un triunfo por k.o."

  • El ex patrón de Renault no sabe si volverá y confía en que la FIA deje atrás "un sistema desacreditado"

El ex patrón de Renault Flavio Briatore, rehabilitado por el Tribunal de Gran Instancia de París tras su exclusión de por vida de la Fórmula Uno, aseguró que se ha apuntado "una victoria por k.o." frente al ex presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Max Mosley.

"Cuando la FIA decidió excluirme, se me cayó el mundo encima", cuenta Briatore en una entrevista publicada en Le Parisien,donde dice que necesita "un poco de tiempo" para "digerir este asunto" y que, cuando nazca su hijo en dos meses, pensará si regresa o no a los circuitos.

Ahora la FIA, dice Briatore, debe "salir de un sistema desacreditado" y para ello confía en el nuevo presidente de la Federación, el ex patrón de Ferrari Jean Todt, al que conoce hace más de 15 años.

Mosley tenía "poder absoluto sobre la FIA y sobre sus miembros", explica Briatore, quien asegura que su enfrentamiento con el británico se remonta a 1994, cuando la Federación decidió excluir a Benetton, el equipo que dirigía entonces, y a su piloto Michael Schumacher del Gran Premio de Bélgica en un año en el que el alemán se proclamaría campeón por delante de Damon Hill.

Positiva también cree la vuelta de Schumacher, lo mejor que podía pasarle a la F-1 "después de semanas de publicidad negativa", afirma el italiano, quien considera que la espantada de grandes constructores es "consecuencia directa de la gestión de Moseley".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios