laliga

El Betis se lleva el regalo de Reyes (3-5)

  • Los de Setién rompen su mala racha ante el Sevilla con una goleada histórica en el Sánchez-Pizjuán.

  • La eficacia ofensiva verdiblanca se impone en un duelo con débiles defensas.

Escudero entra a Francis. Escudero entra a Francis.

Escudero entra a Francis. / Antonio Pizarro

El Real Betis ganó 3-5 al Sevilla en un derbi frenético y con muchos goles y le brindó el mejor regalo de Reyes a su afición, al volver a vencer en un duelo sevillano en liga casi seis años después y en el estadio del eterno rival.

Los béticos aprovecharon los errores defensivos del Sevilla y demostraron más intensidad, lo que les llevó, tras una primera mitad igualada, a adelantarse dos veces e irse al descanso con 2-2 y a rematar la faena en una segunda mitad con cuatro goles más (uno local y tres visitantes) ante el naufragio sevillista.

Hasta tal punto fue veloz y sorprendente el arranque que sólo se llevaban 23 segundos cuando el Betis silenció Nervión, al marcar el canterano Fabián el 0-1 de un zurdazo ajustado al poste desde la frontal del área en un fallo de la zaga local. Este rápido varapalo espoleó al Sevilla, que, tras un cabezazo fuera del danés Kjaer, le imprimió ritmo a su fútbol y desarboló al cuadro verdiblanco, dirigido desde la banda por Marcos Álvarez -preparador físico-. Así, pronto llegó el 1-1 al rematar Ben Yedder en el área chica una falta botada por Escudero.

Los béticos tuvieron que recomponer su zaga al lesionarse el lateral derecho Barragán. Entró al campo el canterano Francis, que suele jugar más adelantado, pero el juego siguió igual de trepidante e intenso por parte de ambos, con algunos fallos en defensa. El Sevilla quiso imponer su mayor dominio, pero, en su segunda ocasión, fue de nuevo el Betis el que se adelantó (1-2) en una falta botada desde la derecha por Joaquín que el marroquí Feddal cabeceó al fondo de la red. Ello obligó a los blanquirrojos a volver a irse arriba en busca del gol y acelerar el ritmo, lo que, tras avisos de Escudero, N'Zonzi y Ben Yedder que abortaron Feddal en dos ocasiones y el meta Adán, le dio sus frutos a seis del descanso, al lograr el 2-2 con un testarazo del danés Kjaer.

En la reanudación volvió a variar el guión. El Sevilla, que sacó al argentino Correa por un apagado Vázquez, perdió gas e intensidad. Nublado en ataque y muy débil en defensa, no le salió casi nada y tuvo errores claros que aprovechó el Betis, que se adueñó del balón y supo salir rápido a la contra.

El mexicano Guardado ya había rozado el gol, pero su tiro dio en el poste derecho. Fue el preludio de dos goles seguidos del Betis que lo pusieron con 2-4 antes del ecuador de esta mitad, en pleno desconcierto local.

El 2-3 llegó a los 63 minutos al definir el danés Durmisi ante Rico, tras un pase genial de Boudebouz a la espalda de la zaga, y sólo un minuto después, ante la debacle defensiva del Sevilla, amplió su cuenta por medio de Sergio León, que anotó el cuarto de un toque sutil tras una contra que acabó en un pase de Tello. Los sevillistas no se rindieron, tiraron de orgullo y se metieron de nuevo en el choque con un tanto de cabeza de Lenglet a centro de Nolito. Poco después pudieron empatar, pero N'Zonzi cabeceó al larguero. Aún así, el Betis, ordenado y sin renunciar al contragolpe, se defendió y aguantó bien. Además, en el tiempo añadido redondeó su triunfo al culminar Tello una contra y lograr el 3-5 final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios