El Arcos se abraza a la ilusión: ganar en Pozoblanco y esperar

Se acabaron los plazos y las prórrogas para el Arcos. No va más, no hay vuelta de hoja ni marcha atrás. Llega la hora de la verdad para los arcenses en la última jornada del campeonato. Bien es verdad que el conjunto de Nico Sosa aún tiene vida, aún posee esperanzas matemáticas de salvarse del descenso. Llegar a la última estación de la Liga con opciones de permanencia es algo que hubiera firmado el menos optimista de los aficionados arcenses algunas jornadas atrás. Hasta ahí bien, pero a nadie se le oculta que esas remotas opciones de conservar la categoría por cuarta temporada consecutiva tienen que pasar por un angosto filtro de resultados favorables y que el primero de ellos es la victoria arcense en el Valle de los Pedroches, circunstancia que aún no se ha dado en Tercera División ya que en la campaña 05-06 cayó por 3-1 y en la pasada por 3-2.

A ello hay que sumar que el conjunto cordobés también tiene remotas posibilidades de meterse en el play-off de ascenso, tan escasas como las de el Arcos de no bajar a Primera Andaluza, dependiendo directamente de lo que haga la Balona en Los Barrios. Si logra el triunfo a domicilio, el Arcos deberá esperar y, sobre todo, rezar para que pierda el Cartaya en su casa contra el Mairena y que el Cerro no le gane en Hytasa al San Roque de Lepe.

El Arcos ya no depende de sí mismo, pero el fútbol nos tiene acostumbrados a resultados a priori improbables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios