Automovilismo l Fórmula 1

Alonso provoca un dilema cromático en Barcelona

  • Lo 'imposible' se hace realidad en España: los fans vestirán camisetas de Ferrari con el color azul de Asturias · "Espero que mucha gente la lleve", dice el piloto

¿Una camiseta de Ferrari azul? Lo que para muchos es un sacrilegio se hará realidad en el Gran Premio de España, donde los fans locales tratarán de combinar la nueva pasión por la "scuderia" con la habitual por su ídolo, el piloto Fernando Alonso, que tras dos años sin aspiraciones llega a Barcelona peleando de nuevo por el título.

Los aficionados se debaten entre vestir el habitual color azul propio de la región natal de Alonso, Asturias, en el norte de España, con el tradicional rojo del equipo italiano, nueva casa del bicampeón mundial.

"Espero mucho rojo, pero la mayoría será azul. Espero que muchos lleven esa camiseta azul de Ferrari", dijo ayer sonriente Alonso sobre la iniciativa de una empresa de crear una prenda que coloca al cavallino rampante sobre un fondo azul claro.

Será la primera presencia de Alonso en España vestido de rojo, un color que le sienta bien. El rojo pasión va más con su personalidad que el gris frío que llevó en McLaren hace tres años, asegura cada vez que puede.

"Espero disfrutar todo lo que pueda. Me siento un privilegiado al contar con todo este apoyo", aseguró. Pese al enorme ruido que soporta en su monoplaza, los tapones en los oídos y la concentración máxima que requiere su tarea, afirma que siente el calor de los aficionados españoles, de nuevo ilusionados con un título.

El piloto tiene marcadas las dos carreras en España -el domingo en Barcelona y en junio en Valencia- y la de Italia en Monza, la casa de Ferrari. El Gran Premio en las proximidades de Milán será en septiembre. Mucho antes quiere Alonso recuperar el mando de la clasificación, el que ostentó tras el triunfo en la primera carrera, en Bahréin. "Debemos recuperar el liderato lo más pronto posible", exigió el piloto que ganó en el Circuito de Cataluña en 2006 y que se subió al podio en cuatro ocasiones, tanto con los colores de Renault como con los de McLaren. Alonso triunfó en su estreno de rojo en Bahréin, pero un abandono y dos cuartos puestos lo han relegado a la tercera plaza del campeonato con 49 puntos tras cuatro carreras, a 11 del líder, el británico Jenson Button.

Con la camisa roja de manga corta -pese al frío- por fuera de sus jeans, luce relajado. Bromea con Sebastian Vettel sobre el inhabitual mal tiempo que reina en España, juega con el micrófono golpeándolo con su nariz mientras sus otros compañeros responden a las preguntas de la prensa y se rebela contra el hecho de que su compatriota Pedro de la Rosa salga más alto en la foto de familia de los pilotos españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios