El Alavés se salva haciendo sus deberes

El Alavés consiguió el más difícil todavía al dar la vuelta a su partido ante el Celta de Vigo, ganarlo por 2-3 y amarrar la salvación después de pasarse 60 minutos descendido.

La afición viguesa veía en este partido la oportunidad de sacarse la espina clavada de cuando los vitorianos aguaron la fiesta del ascenso hace dos temporadas con el caso Toni Moral, ayer en el Alavés.

Tan sólo media hora tardó Salmerón en hacer el primer cambio dando entrada a Gabri tratando de corregir la tendencia del equipo que caminaba sin remisión al precipicio en cuyo borde se paró sin embargo mucho más tarde, en el minuto 66 cuando Aganzo conseguía el empate en el marcador en la primera ocasión del equipo en la segunda parte.

El gol mató a los celestes, que incomprensiblemente se vinieron abajo y alentó a los vascos que de repente comenzaron a creer en la victoria y la salvación y en apenas diez minutos marcaron dos goles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios