Fútbol l Tercera División

Afianzado en lo más alto

  • El San Fernando se apoya en su gran efectividad para sumar tres nuevos puntos en la visita al Mairena y cerrar así la jornada del 28-F como líder destacado

Comentarios 8

El San Fernando tuvo que forzar la máquina para vencer a un Mairena que le puso en muchos apuros. Los alcoreños realizaron una presión asfixiante en el primer tiempo, marchándose en los primeros cuarenta y cinco minutos con ventaja, después de un gran juego. Sin embargo, en la segunda mitad el San Fernando puso mucha presión a su rival y haciendo gala una vez más de su gran efectividad en los metros finales logró igualar la contienda. Con todo, el tanto del empate tardó en verse pues llegó pasada la hora de juego. En el tramo final del choque, cuando faltaban menos de diez minutos para la conclusión, el líder remontó el choque e incluso lograría un tercer tanto.

Los de Iriondo disfrutaron de varias y claras ocasiones en el arranque: Puli remató al travesaño e Iván Guerrero disparó a bocajarro. Superado este dominio inicial visitante, el Mairena comenzó a despertar. Juanito remató y despejó con apuros el portero en el veinte. Siete más tarde llegó el 1-0, en una jugada por la banda izquierda, que acabó en un remate con la puntera de Joaquín ante el que nada pudo hacer el portero visitante. El San Fernando respondió con un disparo al larguero de Guerrero, pero fueron los locales quienes pudieron ampliar su ventaja: en el minuto 37, Roser realizó un chut muy duro que Sergio González no puede atrapar, aunque ninguno de los delanteros locales pudo alcanzar el rechace.

De ahí al final ya no ocurrió nada digno de mención y ambos equipos encararon el túnel de vestuarios para afrontar el preceptivo descanso de quince minutos con todo por decidir en el segundo periodo.

En la segunda parte el panorama cambió radicalmente, con protestas arbitrales por parte local incluida. En el minuto 66 llegó la clave del partido con la sustitución de Carlos ante una entrada de Iván Guerrero, lo que obligó a Navarro a recomponer su defensa. Esto desequilibró al Mairena. Un minuto más tarde, llegó el gol del empate, un gol con polémica: Sergio Berro se marchó de su marcador, y se llevó el balón con la mano, rematando para conseguir el empate. En el 69, Canito se tiró a la piscina buscando el penalti, pena que no se pitó.

El Mairena trató de recomponerse y disfrutó de un centro por la izquierda de Raúl Domínguez, al que Gonzalo no llegó del todo para rematar con la cabeza. Joaquín también tuvo su oportunidad para adelantar a los suyos con un envío al palo. En el 81' llegó otra jugada polémica, con un penalti discutido de Raúl a Puli. El meta le ganó la partida, pero el árbitro declaró la pena máxima, que fue trasformada por Galera. Y sólo tres minutos después llegó el 1-3, con otra jugada muy protestada, puesto que hubo una falta previa sobre Juanito que el árbitro no vio. Iván Guerrero vio entonces al portero adelantado y desde 45 metros lanzó el balón para marcar la sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios