Crítica de Cine

El terror barato malogra apuntes interesantes

El payaso maligno de la nueva adaptación de 'It'. El payaso maligno de la nueva adaptación de 'It'.

El payaso maligno de la nueva adaptación de 'It'.

Entre 1976 (Carrie) y 2017 (La torre oscura e It) las novelas de Stephen King se han llevado 43 veces al cine, han inspirado 17 secuelas, se han adaptado seis veces a telefilmes, han inspirado 22 series o miniseries. Pocos o ningún autor tiene este récord en tan pocos años. Y para no le falte de nada ha tenido la suerte de haber sido adaptado por De Palma, Romero, Cronenberg, Carpenter, Reiner, Darabont, Hackford, Hooper, Kasdan y -sobre todo- Kubrick, quien con El resplandor regaló al cine de terror una obra maestra como hizo con el negro y Atraco perfecto, el de romanos y Espartaco, el bélico y Senderos de gloria, el histórico-literario y Barry Lyndon o la ciencia-ficción y 2001, una odisea del espacio.

It no se incluirá en la lista de las grandes o buenas películas inspiradas en obras de Stephen King. La novela, publicada en 1986, se sitúa en los finales de la mejor época de creación del autor, justo antes de que, salvo raras excepciones, extremara la tosquedad de su estilo, aumentara la grosería y recurriera más al efectismo fácil que a la sugestión. "Eso" es una presencia maligna que vive desde hace siglos de forma oculta en una pequeña ciudad de Maine aflorando de tiempo en tiempo para sembrar el terror. Se alimenta del miedo de los humanos, adoptando las formas de sus temores. Su forma más frecuente es un payaso siniestro conocido como Pennywise. El núcleo de la historia es el enfrentamiento entre un grupo de chicos y esa presencia maligna.

El sobrevalorado Andrés Muschetti (Mamá) no atina a recoger lo mejor de la novela y exagera lo que de peor tiene. Sanguinolento y rutinario terror con planos de chimpún y una banda sonora -tanto por los efectos como por la música- agotadora por atronadora y grosera por obvia. Lo mejor de la película es la dirección fotográfica de Chung-hoon Chung (Old Boy, Simpathy por Lady Vengeance) y las interpretaciones de los jóvenes actores a los que Muschetti, por fortuna, permite perfilar sus personajes recordándonos al King de Cuenta conmigo. Lo peor es el terror barato y efectista. Y esto, en una película del género, es grave.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios