Las torres de la Iglesia Mayor podrían quedar fuera del Bicentenario

  • La Comisión Local deberá aclarar en los próximos días el futuro de una actuación para la que Marín destaca que "no hay consenso" · El alcalde muestra su respaldo a la restauración del retablo del Niño Jesús

Comentarios 6

La Comisión local del Bicentenario de la Constitución de 1812 retomará en los próximos días su actividad, aparcada desde el pasado mes de junio.

El órgano que coordinará Juan Rodríguez Ballesteros y presidirá Ernesto Marín iniciará su andadura con la 'renovación', obligada, de una Comisión en la que, según manifestó el alcalde, casi con toda seguridad se mantendrá la representación actual de colectivos y para la que el Partido Socialista Obrero Español deberá designar a un representante, responsabilidad que podría recaer en la persona de José Luis Aragón Panés, anterior coordinador.

Del mismo modo, la vicepresidencia, antes ostentada por Manuela Moreno, sufrirá el cambio correspondiente, registrándose del mismo modo la incorporación de la nueva delegada municipal de Cultura, Estefanía Benítez.

La nueva conformación de la Comisión Local del Bicentenario, que es intención municipal que se convoque en las próximas semanas, dará paso a la revisión y análisis de las iniciativas impulsadas en la etapa anterior y que, cabe recordar, pivotaban en torno a tres grandes proyectos ligados íntimamente al patrimonio de la ciudad.

Conocida la próxima puesta en valor del Castillo de Sancti Petri, actuación licitada días atrás y con la que el nuevo equipo de gobierno de la ciudad se ha identificado desde el principio, los proyectos que restaban por sopesar son la restauración del retablo del Niño Jesús y la construcción de las torres de la Iglesia Mayor.

Sobre el primer asunto, la primera autoridad municipal señaló que "consideramos que es un proyecto de gran importancia para la ciudad, para su patrimonio, y no cabe la menor duda que seguirá estando en la órbita de las iniciativas que girarán en torno a la conmemoración del Bicentenario".

Por contra, Ernesto Marín no quiso o no pudo afirmar de una forma tajante cuál será el destino del proyecto impulsado y apadrinado por el anterior equipo de gobierno socialista para la construcción de las torres de la Iglesia Mayor.

"Como es bien conocido por todos los ciudadanos, la construcción de las torres de la Iglesia Mayor siempre ha estado salpicada de cierta polémica y de hecho no existe un consenso claro en torno a qué se debe hacer". "Por tanto, será uno de los puntos a tratar una vez que se proceda a la renovación y puesta en marcha de la nueva Comisión del Bicentenario", apostilló Marín.

De partida, cabe recordar que uno de los pilares del gobierno cuatripartito, Izquierda Unida, ya manifestó su oposición a que se desarrollase un proyecto para el que ya se barajaba un presupuesto que rondaba los 175.000 euros y para el que el PSOE, en su momento, logró el respaldo de un buen número de colectivos de la ciudad.

A la espera de conocer el futuro de esta destacada iniciativa de importante incidencia en el patrimonio local, la nueva comisión deberá dibujar las otras líneas en torno a las que se impulsó la creación de la Comisión Local: potenciación de las actividades culturales y sociales y, por último, la integración de los miles de ciudadanos foráneos que han hecho en los últimos años de Chiclana su lugar para vivir.

En este sentido, destacar que ya se había programado un ciclo de conferencias sobre Chiclana y el periodo Napoleónico y sobre literatura en el prerromanticismo y romanticismo a cargo de expertos de prestigio nacional e internacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios