El proyecto de inserción laboral Clara arranca a finales de verano

  • La Delegación de la Mujer destinará 120.000 euros para formar a 60 féminas de colectivos desfavorecidos, con necesidades especiales o víctimas de violencia

Comentarios 1

84.000

La ayuda al colectivo de mujeres con especial dificultades de integración social y laboral es ya un hecho. En la comparecencia de ayer, el alcalde, Ernesto Marín, y la delegada municipal de la Mujer, María Luisa Guerra, confirmaron que el Programa Clara se iniciará el próximo mes de septiembre.

El proyecto de inserción laboral que se inició hace un par de meses intentará que, mujeres responsables de núcleos familiares, víctimas de violencia de género, las mayores de 45 años sin titulación, las pertenecientes a minorías étnicas, las féminas que cuenten con discapacidad o las que hayan estado en situación de privacidad puedan gozar de una autonomía a la hora de insertarse en el mercado laboral. Un total de 60 mujeres disfrutarán de esta iniciativa donde el Ayuntamiento de Chiclana es uno de los pioneros en la provincia de Cádiz junto con otros siete consistorios a nivel nacional.

El programa cuenta con un presupuesto de financiación de unos 120.000 euros, de los cuales 84.000 euros proceden del propio Ayuntamiento y el resto provienen del Instituto de la Mujer, dependiente del Ministerio de Igualdad y Asuntos Sociales.

Estas actividades demuestran el trabajo arduo realizado por la Delegación de la Mujer que, según Ernesto Marín " es una Delegación incomprendida pero siempre el trabajo vence lo insalvable", comenta con satisfacción ante los buenos resultados.

Entre las novedades destacan las cuatro fases en las que se divide el programa y que pretenden que se cumplan cada uno de los objetivos. Así, en la primera fase se llevará a cabo la motivación de las alumnas y la adquisición de habilidades sociales. En la segunda se pretende formar el perfil profesional para que cada una de las mujeres elijan el ámbito laboral al que se quieren dedicar una vez finalizado el curso. En las fases restantes, las más importantes quizás, es donde se perfilará la formación específica y la búsqueda de empleo donde aprenderán a elaborar sus currículos y preparar entrevistas. Las alumnas contarán con la ayuda de tres asesoras laborales que trabajarán en tres grupos de 20 mujeres según las necesidades de las usuarias y se realizará un itinerario integrado y personalizado en el que trabajarán de manera grupal e individual en aspectos relacionados con la motivación personal y la motivación para el empleo. Además, las alumnas recibirán una pequeña beca a la vez que se están formando.

El proyecto cumple dos objetivos, de una lado ayuda a la mujer en condiciones de igualdad y de otro intenta paliar el problema laboral con la crisis económica. Mientras tanto, la sede de la Delegación, en la calle La Rosa, da sus últimos retoques para su apertura en otoño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios