"Si tenía dudas sobre el tranvía, ahora os aseguro que no las tengo"

  • El alcalde de San Fernando detalla la experiencia vivida en su ciudad durante año y medio de obras convencido de las ventajas que aportará este medio transporte

Comentarios 11

"La gente que estaba en contra del tranvía en La Isla ha ido cambiando de opinión", aseguró ayer el alcalde de San Fernando, Manuel María de Bernardo, en el transcurso de una charla que ofreció en el Centro de Educación Permanente Dionisio Montero sobre la experiencia que ha vivido y vive esa ciudad después de año y medio de obras, las cuales están a punto de terminar. "Les queda tan sólo unos dos meses", calculó el regidor isleño.

Narró las bondades, vicisitudes, quejas y demás inconvenientes de esos trabajos por la céntrica calle Real de San Fernando, pero pese a todo se mostró totalmente convencido de las ventajas que conllevan la construcción del tranvía. "Si tenía alguna duda sobre el tranvía, ahora os aseguro que no las tengo", dijo ante los asistentes.

Y es que en La Isla, al igual que en Chiclana, se generó un intenso debate sobre la idoneidad del trazado de ese medio. En el caso de la primera de esas ciudades, De Bernardo recordó que "en su día hubo un rechazo por el trayecto del tranvía por la calle Real, pero ese espíritu negativo se ha transformado ahora en positivo", en referencia a comerciantes y la ciudadanía en general.

En este sentido, comentó que si antes pasaba una persona por la calle Real "ahora son siete y cuando se consolide el tranvía se elevará hasta diez". Insistió en los temores, dudas y dificultades con las que se ha tenido que enfrentar a lo largo de año y medio de obras y comprendió la postura en contra del tranvía por parte de un sector de la población. "Son normales las reticencias o los rechazos, pero todo gran proyecto siempre lleva consigo esa carga".

El alcalde isleño destacó que a San Fernando le ha tocado afrontar dos obstáculos: por un lado las obras y por otro la crisis. "En mi opinión, parte de las pérdidas de los comerciantes no son sólo de las obras", afirmó.

Tras la charla, organizada por la Federación de Vecinos Ciudad de Chiclana y la Confederación de Asociaciones de Andalucía, se inició un turno de preguntas. Casi todas ellas giraban alrededor de la conveniencia o no del actual trazado por el centro de Chiclana, "habría que conectar el tranvía en dirección a la costa y no hacia el Pájaro", sugería una vecina. Asimismo, un miembro de la plataforma contra el trazado también planteó porqué se eliminó el tranvía entre La Isla y Cádiz y ahora se vuelve a este sistema.

Por otro lado, Román respondió sobre si el Ayuntamiento aportaría alguna bonificación o ayuda a los comerciantes debido a los perjuicios que generarán las obras. Fue claro: "las posibilidades municipales son muy cortas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios