Los detallistas registran un importante descenso en el volumen de ventas

  • Esperan que los compradores estén aguardando a última hora y poder recuperar parte del negocio en las últimas jornadas

El notable incremento de las compras que cada año apareja las copiosas comidas que se comparten en familia o entre amigos durante las fiestas navideñas no se está percibiendo como en ediciones anteriores en los puestos del Mercado de Abastos. Los minoristas están registrando un importante descenso en las ventas de los productos que, típicamente, han colmado las mesas de los hogares chiclaneros. A pesar de que los precios, según aseguran entre estos vendedores, no han subido tanto como en otras ocasiones.

El sector de la pescadería es, posiblemente, el más afectado por este cambio en los hábitos de consumo de la población. Desde el pasado puente de la Constitución están ofreciendo productos típicamente navideños como langostinos, cigalas o almejas. Unos artículos que no están teniendo la salida de otros años. En este sentido, desde la pescadería Hermanos Lozano señalan que "no se está vendiendo ni un 50 por ciento de lo del año pasado, y es que es normal, porque no hay ni un duro". Una opinión que comparten en la pescadería Ricardo, desde donde aseguran que "el año pasado había muchísima más alegría en el Mercado, más personas comprando. Este año preguntan, pero no se llevan nada".

Y eso a pesar de que los puestos se están adaptando a la demanda actual y ofrecen productos de distintos precios y calidades. Así, una de las vendedoras de la pescadería Hermanos Rodríguez, Juani Rodríguez, asegura que "nosotros traemos mercancía congelada en alta mar, eso sí, de alta calidad y con un precio más asequible". "A pesar de ello, las ventas han descendido bastante y, aunque preguntan y se interesan, al final no se llevan nada", dice Juani.

Por ello, los detallistas esperan que durante la jornada de hoy, 24 de diciembre, se incrementen las ventas y se pueda recuperar la campaña en cierta medida.

"No obstante, lo que no se ha vendido a lo largo del mes no se recuperará en un día", aseguran desde la pescadería Ricardo.

Pero esta situación no es exclusiva de este sector, sino que es una tónica que está afectando a casi todos los puestos de la Plaza. Así, desde la carnicería Recova Troitiño también acusan un descenso en las ventas de los productos cárnicos. Así, el pavo, el pollo de campo y el gallo, a pesar de situarse aproximadamente en los mismo niveles de precio de las navidades pasadas, están tardando un poco más en salir.

Mucho más contundente son las declaraciones de una de las regentes de la carnicería El Mónico. "Dónde se ha visto que el Mercado esté tan vacío pocos días antes de Navidad", lamenta María Teresa Tocino. "La campaña ya venía mala y la lluvia de estos días también nos ha perjudicado mucho, parece que no vamos a salvar ni los últimos días", explica esta carnicera.

Una sensación compartida por la mayor parte de los minoristas, entre ellos Juan Torres, del puesto de congelados que lleva su nombre. "Entre la lluvia, la mala situación económica del euro y la gran competencia que nos hacen las grandes superficies cada día estamos peor", indica Juan.

Mientras tanto los compradores coinciden, como Soledad, que "no hay mucho dinero este año y hay que aguantarse un poco". Otros prefieren realizar sus compras en grandes superficies porque, asegura María, "es más cómodo para aparcar, están todos los productos más a mano y el horario laboral no nos permite comprar en el mercado".

Mientras tanto los detallistas esperan, aunque con pocas esperanzas ya, que la jornada de hoy y las previas a Fin de Año sea mejor que los últimos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios