La colaboración de un ciudadano permite detener a un conductor tras una larga persecución policial

  • Provocó que el perseguido perdiera el equilibrio, después de haber abandonado el vehículo

Comentarios 5

Agentes de la Policía Local detuvieron durante la pasada madrugada a M.A.L., de 41 años y domiciliado en esta localidad, como responsable de un presunto delito contra la seguridad vial. Los hechos tuvieron lugar en la avenida de la Diputación, donde los agentes observaron que una furgoneta, que circulaba delante del vehículo policial, iba con las luces apagadas y se desplazaba de un carril a otro, por lo que optaron por encender las luces de los prioritarios y, en vista que el conductor hacía caso omiso, accionaron la sirena, llegando así hasta la rotonda de Estudiantes.

En este punto, el conductor se percató de la presencia policial y, en lugar de reducir la velocidad, aceleró bruscamente introduciéndose por la calle Cristo Humildad y Paciencia, continuando con las luces apagadas. Siguió la marcha a gran velocidad, circulando en sentido contrario por varias calles de la zona, retornando de nuevo a la calle Cristo Humildad y Paciencia, donde intentó acceder a los jardines del parque, acelerando el motor y subiéndose por el acerado hacia la zona verde.

Sin embargo, el vehículo quedó encajado entre el acerado y la linde del parque. El conductor se bajó de la furgoneta y emprendió veloz huida atravesando el parque en dirección hacia la calle Doctor Pedro Vélez, seguido a pie por los policías. Varias personas, al percatarse de la persecución, intentaron obstaculizar la huida. Un ciudadano hizo que el perseguido perdiera el equilibrio, cayendo al suelo, momento en que los agentes consiguieron reducirlo, a pesar de la fuerte resistencia opuesta por el mismo.

Desde la Policía Local se ha resaltado la "destacadísima actuación de este vecino anónimo quien, con su forma de proceder, dio muestras de una ejemplar ciudadanía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios