La ciudad experimenta un auge en la apertura de nuevos negocios

  • Chiclana se sitúa como líder en la provincia en el crecimiento de los autónomos

  • Aunque el centro no acaba de arrancar, han aparecido nuevos comercios donde antes se situaban otros

Cada vez más los chiclaneros y empresarios de otras localidades se decantan por arriesgar y emprender un negocio en Chiclana como una opción de futuro frente al desempleo o como alternativa al trabajo por cuenta ajena. Esta tendencia ha experimentado un interesante auge en los últimos tres meses. No hace falta más que recorrer la ciudad para comprobar que están surgiendo nuevos comercios en diferentes zonas del municipio.

Obviamente, estas aperturas abren un capítulo esperanzador en el desarrollo económico de la ciudad, pues supone la creación de puestos de trabajo.

Este incremento ya lo avanzaba, en cierto sentido, la Federación Nacional de Autónomos (ATA) el pasado mayo, cuando señalaba a Chicana como líder en el crecimiento de los trabajadores por cuenta propia en la provincia de Cádiz durante el mes de abril. También advertía de este hecho, el propio alcalde, José María Román, en una entrevista concedida a este periódico. Decía Román, en junio de este año, que Chiclana es la localidad de la provincia donde más empresas se han creado.

Haciendo un somero análisis, se puede afirmar que el sector de la restauración continúa acaparando las aperturas de establecimientos en el municipio, con nuevos bares y restaurantes, especialmente en la costa. Junto a estos, aparecen otros más novedosos, como las clínicas veterinarias y los relacionados con las mascotas, actualmente en auge debido a la gran cantidad de animales de compañía que hay registrada en la localidad. Heladerías, ópticas o comercios relacionados con la alimentación o el material deportivo y de ocio, entre otros, podrían figurar también en este balance.

Sin embargo, no hay que lanzar las campanas al vuelo. El centro de la ciudad no termina de arrancar. Esto se constata en el buen número de locales que aún permanecen con las barajas echadas y el cartel de se alquila o se vende. A pesar de ello, en estos último meses y de manera muy tímida, han ido surgiendo varios negocios. Así, y por poner algunos ejemplos, una conocida firma de ópticas ha abierto sus puertas muy cerca de la calle La Vega, una frutería ocupa el lugar que antes contenía una tienda de ropa y una heladería se sitúa donde antes había una zapatería infantil.

Por otra parte, ya en Urbisur, ha iniciado su actividad una franquicia de restauración con establecimientos en toda España y varias tiendas de regalo y decoración,

La zona de la Rana Verde también está viviendo un nuevo resurgir de negocios. Así, un pequeño centro comercial, que alberga desde este invierno un bazar y una parafarmacia, desde hace poco tiempo acoge un centro de formación. Más adelante, recientemente se ha inaugurado un restaurante dedicado a la gastronomía gallega.

Ya en La Barrosa, una exitosa firma dedicada al deporte y tiempo libre abrió sus puertas poco antes del inicio del verano, al igual que lo hicieron un restaurante de gran aforo situado en pleno paseo marítimo y otro dedicado a la comida india en la segunda. Toda esta oferta se complementa con nuevos tiendas de moda, vinoteca, bares y peluquerías caninas, entre otros .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios