Cientos de fieles se unen a la celebración del Corpus Christi

  • La solemne eucaristía en la Iglesia Mayor da paso al desarrollo de un desfile procesional que cuenta con la inesperada complicidad de la meteorología

Los chiclaneros, como ya es tradición, salieron ayer en gran número a las calles del centro de la ciudad para, desde primera hora de la mañana y hasta su recogida, arropar a la procesión del Corpus Christi, celebración que se desarrolló bajo la organización del Arciprestazgo local y del Consejo Local de Hermandades y Cofradías.

Aunque se temía lo peor, ya que la jornada amaneció marcada por la lluvia, afortunadamente ésta fue remitiendo y se ausentó de forma definitiva al inicio de la celebración de la solemne eucaristía que tuvo lugar en la Iglesia Mayor de San Juan Bautista.

Dicho acto litúrgico, al que quisieron unirse numerosos fieles, fue oficiado por el padre José Corcuera, iniciándose, seguidamente, el esperado desfile procesional.

Fue en torno a las once de la mañana cuando se produjo el inicio de la Procesión Eucarística, quedando expuesta a los chiclaneros la Custodia que durante el año ha permanecido como parte del patrimonio artístico y religioso de la Iglesia Mayor de San Juan Bautista.

Como era de esperar, la salida procesional fue uno de los momentos más intensos de la celebración, concentrándose un gran número de fieles a las puertas de la Iglesia Mayor.

Poco a poco, con la complicidad casi inesperada de la meteorología, el desfile procesional fue cubriendo un intenso recorrido por las principales calles del centro de la ciudad, un periplo que volvió a vivir momentos de gran sentimiento tanto a su paso por las calles Corredera y Bailén como en su regreso al templo.

Cabe señalar que en el cortejo, al que se sumó un importante número de fieles, estuvieron representantes de las hermandades de gloria y de pasión de la ciudad, los grupos parroquiales del Arciprestazgo y los niños que han recibido este año la Primera Comunión.

Esta jornada religiosa, como estaba previsto, concluyó sobre las dos de la tarde con el regreso, emocionado, de la Custodia a la Iglesia Mayor de San Juan Bautista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios