Ausencia de incidentes destacables en la noche de Fin de Año

  • Pese a la prohibición existente, continúa la tradición de realizar botellones en la calle

La noche de Fin de Año, en la que miles de personas celebran la entrada del nuevo año en fiestas y reuniones con el consiguiente aumento de tráfico y la afluencia de personas a zonas de bares y cotillones, se saldó sin incidentes destacables, según aseguraron a este medio fuentes de la Guardia Civil, Policía Local y Cruz Roja.

De esta forma, una de las noches más festivas del año, en la que miles de personas salen a celebrar el Año Nuevo, discurrió sin excesivos problemas para las fuerzas y cuerpos de seguridad, más allá de las habituales aglomeraciones de personas en las entradas y salidas de los cotillones a primeras horas de la noche, y de las peleas e incidencias de tráfico a causa de los excesos con el alcohol y el aumento de vehículos en las calles.

Por otra parte, además de las fiestas y cotillones tradicionales en esta fecha, la ciudad sigue acogiendo una costumbre entre los jóvenes como es la celebración de botellones en la calle, una práctica que volvió a hacerse realidad durante las primeras horas del 2008 como forma de celebrar la llegada del nuevo año, pese a que hace ya más de un año de su prohibición por la llamada Ley del Botellón.

Así, especialmente destacable fue la presencia de cientos de jóvenes en las inmediaciones de la zona de bares de Costa Sancti Petri para llevar a cabo esta actividad, precisamente en una urbanización en la que el Consistorio ha colocado numerosas indicaciones y carteles informando sobre las prohibiciones existentes al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios