calle ancha

Tú siempre negativo... nunca positivo!!!

NO sé a quién oía o leía que decía aquello que siempre le estamos buscando todos los fallos posible al Concurso del Falla. Quizás es un ejercicio de réplica y de equilibrio a todas las bienaventuranzas y parabienes que recibe en sus letras el templo de los ladrillos coloraos junto a todos los tópicos habidos y por haber hacia los que concursan y lo bien que lo hacen todos y lo bonitos que son. La labor del informador es más creíble cuando se critica al poder y a lo establecido y además no debe ser de otra forma. No obstante a veces intentamos hacer un ejercicio de búsqueda de lo positivo porque si a tanta gente le gusta esto, por algo será. Nos gustaría destacar lo que nos parece positivo, digo, nos parece...no que lo sea, intentamos opinar, no dogmatizar...que, a todo esto, para el que no lo sepa forma parte de la labor de un profesional de la comunicación... informar, distraer y opinar. Pregunta habitual... ¿cómo está el nivel este año? lo dicho, a medida que avanza el certamen de coplas va gustando más, eso sí, gusta lo que tiene calidad. Si buscamos los autores y sus estilos es cada vez más dificil clasificarlos y nos hacemos contínuos interrogantes como haría Descartes. Es Antonio Martín clásico todavía o ya ha cruzado la frontera de lo moderno...? Y los Carapapas...son ahora la comparsa clásica? Y en chirigotas...el humor de Cádiz en que nivel está? muchos chirigoteros se retiran del Concurso cabreados y continúa el humor inspirado en Sevilla que es el que está de moda? En coros se nos queda como paradigma de lo clásico el de Fali Pastrana y en cuartetos el sabor de lo tradicional lo trae el tandem Gago y Cossi...? son preguntas con distintas respuestas depende de para quien. En esto de las agrupaciones pasa como en la vida real... es cuestión de filias y fobias. No es que te alinees con lo clásico o lo moderno... simplemente es cuestión de como le caiga el autor al aficionado de turno... y que nivel de acercamiento provoca su obra.

Una de las cosas que más me llama la atención del Concurso es que la gente va pasando, año tras año, y los que nos vamos quedando, en mi caso por mi profesión, terminamos coincidiendo casi en todo, incluído los gustos. Somos trabajadores del Falla durante un mes y salvando algunas excepciones convivimos como una familia comprendiendo y compartiendo el reparto de tareas con respeto absoluto. Tramoyistas, acomodadores, porteros, limpiadores/as... e informadores. Estamos más tiempo en el Teatro que autores e interpretes, más que los aficionados... así que hágannos caso de vez en cuando... sólo por el tiempo que nos llevamos dentro del Falla y en sus pasillos deberían hacernos algo más de caso, que lo hacemos sin maldad, sólo aplicamos el sentido común, aunque algunos se empeñen en ver conspiraciones... Como diría Maquiavelo los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia, pues todos pueden ver, pero pocos comprenden lo que ven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios