Los romanceros viven su día de fiesta con dos caras

  • Poca afluencia de público a la sesión de tarde y más animada la de la noche

Comentarios 14

El elevado número de participantes inscritos al concurso de romanceros obligó al Patronato del Carnaval a buscar una solución para evitar que el certamen se alargara hasta bien entrada la madrugada: establecer dos pases, uno de tarde, con 11 concursantes, y otro de noche, con los 10 restantes hasta sumar 21.

La sesión de tarde, fijada a las seis, resultó algo desangelada ya que los romanceros tuvieron que desplegar sus repertorios en un ambiente frío ante un coliseo con poco público. Normal, si se tiene en cuenta la hora de comienzo del primer pase.

Para la primera sesión estaba programada la participación de 'El almacén de Rafaé (el cabrón qué caro es)', de Álvaro Ballén; 'La duquesa Cayetana se quedó con las ganas' de Francisco Pérez Mesa y Concha Casado; 'Mi hermano es tonto', de Paco Sánchez y José Antonio González; 'El que enseña eso', de Moisés García; 'La crisis', de Inmaculada Lloréns; 'No sin mi Jordi', de Inma Rodríguez y Eva Guil; 'Romance de Fidel el comandante y su fiel replicante'; Los huevos pasao por agua', de Pepe Monge; 'Un águila en real', de Fernando Álvarez y Javier Álvarez; 'Por las alturas de la Torre Tavira a Cortadura', de Joaquín Santos; y 'El eurótico', de Jesús Cruz.

La segunda sesión, que comenzó a las diez y media de la noche, tuvo otro color, mucho más ambiente, ya que se celebró a una hora más accesible para el público. En cualquier caso, al dividir el certamen en dos se perdió la posibilidad de ver en la misma sesión a los favoritos.

En el segundo pase estaba prevista la actuación de 'Al edén... que le den', de Ramón Piñero y David Ruiz; 'Historia de Alejandro, magno campeón, y de su fiel compañero', de Juan Antonio Revuelta y Sergio Torrecilla; 'Los que perdieron el Comes en Austria el día de la Eurocopa', de Elisa Soberli; 'Cuando Fernando VII usaba paletón', de José M. Ramos y Fernando Estrella; 'Luna de miel dal Caribe', de Manuel Ponce y Miguel Benvenuty; 'La máquina del tiempo', de Salvador Fernández Miró; 'El solterón, también llamado el impar', de Rafael Piñero; 'El de las dos mil pesetas' (el macetero)', de José M. Bravo y Domingo Isidoro Cárdeno; y 'El romancero de Baco', de Andrés Ramírez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios