Los lunes al sol

Al pregonero infantil

Comentarios 2

AUNQUE le deseo todo lo mejor al próximo pregonero del Carnaval 2009, al que seguro arroparán miles de gaditanos y gaditanas el próximo sábado 21 de febrero en la plaza de San Antonio, este artículo se lo quiero dedicar a otro pregonero para este mismo año, que no es otro que PEDRO JOSÉ MENDOZA.

A Pedro lo conozco desde hace unos cuantos años, cuando un buen amigo, presentador de Onda Cádiz, y un servidor comenzamos un proyecto con toda la ilusión del mundo, y que parece que en poco tiempo volverá a tomar forma. En el Carnaval en la escuela, tuve la suerte de participar además de forma activa como monitor en el colegio público San Felipe, y en el grupo de alumnos y alumnas del colegio había uno de ellos que no faltaba ni un solo día, que se tomaba muy en serio cada sesión de Carnaval y que aportó muchísimo ingenio llegando a escribir alguna de las letras que la agrupación de dicho colegio cantó en el Gran Teatro Falla.

Pedro, mostraba claramente su admiración y su pasión por nuestros Carnavales, pero no es ese el aspecto que más quisiera resaltar de él, en absoluto. Él tiene la suerte de tener a su lado unos padres que saben guiarle y mostrarle el camino adecuado en la vida, saben mostrarle la primacía de los estudios por encima de sus aficiones, y la importancia de ser ante todo una buena persona.

Sé de muchísimos casos en los que niños con una capacidad sobrada han mermado sus opciones de futuro malgastando dicha capacidad tan sólo en coplas de Carnaval.

No tengo ninguna duda de la calidad que el Pregón de Pedro tendrá, y de lo bien que lo hará sobre el escenario de San Antonio al que ya alguna vez ha subido no hace demasiado.

Pero dudo aún menos de la senda que seguirá Pedro en su vida, sabiendo distinguir el bien y el mal, y madurando con el cariño de sus padres y de su hermana Rosario.

Enhorabuena Pedro, y hazlo como sabes hacerlo. Allí estaré como muchísimos gaditanos y gaditanas para verte y escucharte y para aplaudirte como el que más. Finalmente, sólo quiero dejar un último mensaje para la reflexión; y es que puede que no tuviera nada que ver, pero también puede ser que Pedro conociera y se aficionara aún más a esta fiesta a través del Carnaval en la escuela, si así ha sido, la experiencia sin ninguna duda, vuelve encontrar razones de sobra para que haya merecido la pena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios