La noche remonta en las postrimerías

  • La chirigota de Quique Remolino y Javi García y la comparsa de Aragón se convierten en los atractivos de una sesión donde también despuntan las comparsas de Cheza, Córdoba y la chirigota 'Los inspectores-bache'

Comentarios 17

Aunque me ronda la tentación de escribir y escribir líneas aburridas que a nadie le importan sobre mi decepción, casi furia, por terminar la sesión escuchando una bellísima música, a unos grandes intérpretes  pero a un autor que esconde su talento tras la mampara de un idioma inventado. Aunque me araña el gusanillo de dar mil y un motivos del por qué deberían de entonar en la lengua de Cervantes, esa que Juan Carlos domina de categoría. Aunque me saque de mis casillas que una de las mejores plumas de este Carnaval me haya endiñado el gran palo al dejarme vendida un año sin sus pasodobles... Aunque todos los aunque. Intentaré no dedicar más de un párrafo a 'La sereníssima' ¿Por qué? Porque me frustro. Simple y llanamente, esa es la sensación. De frustración de una gran comparsa que se conforma con interpretar una letra ramplona por la vacilada de cantarla en una lengua inventada.

Y antes de los veinte minutos de belleza y extrañeza, de incomodidad y evocación que nos ofrece el grupo de Juan Carlos Aragón, pudimos escuchar dos pasodobles que llegan a estremecerte de las gargantas de una chirigota. 'Los protagonistas' cantan a la unidad que cuida de las mujeres con cáncer de mama en el Puerta del Mar, cantan al apoyo de las familias, cantan al valor y "a los cojones" de esas señoras con pañuelos rosas en sus cabezas. Una preciosidad que te llega a turbar por la manera tan intensa, con el sentimiento, con el que está cantado. Como a esos misioneros que se avergüenzan de una iglesia que se ahoga en la abundancia y que mira siempre hacia otro lado.

Hablo de buenos pasodobles. Los de la Bicentenaria, tan valientes. Hablo de buenos conjuntos, como el de Córdoba, tan elegante, tan sencillo pero efectivo como siempre. Y hablo de buenas maneras. Las de la chirigota 'Los inspectores-bache' que no llevan un nombre que los avale, que no llevan lujos pero sí un ánge de Cadi que les sale por los poros. Por eso les doy mi voto de confianza, porque escucho el latir de la esencia.

Consulte los vídeos y las crónicas de las agrupaciones que participaron en la quinta sesión de cuartos

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios