El himno de las Fiestas Típicas que nadie nunca cantó

  • Pese al interés del alcalde Carranza, los gaditanos decidieron mantener la letra de "Los duros antiguos" del Tio de la Tiza

La actual polémica sobre la letra para el himno nacional, incluido el rechazo a la compuesta por Paulino Cubero, elegida entre otras 7.000, coincide con otra polémica que se produjo en esta ocasión en Cádiz hace 50 años, cuando al alcalde José León de Carranza se le ocurrió que las Fiestas Típicas Gaditanas debían de tener un himno, con la música del tango del coro "Los anticuarios" (1905) de Antonio Rodríguez "El Tío de la Tiza".

Con ese motivo se convocó un concurso de letras, al que se presentaron 55, resultando finalistas las presentadas por Antonio Torres Ramírez, Leonardo Rosa Hita, Manuel Bravo Villar, Luis Ruiz Brizuela, y Francisco Alba Medina "Paco Alba", que reproducimos, que fue elegida como ganadora.

El jurado lo presidió el concejal delegado de Fiestas, Vicente del Moral, y lo formaron Manuel Paredes, Manuel Campe, Serafín Pro, Aurelio Sellé, Claudio Sánchez, Andrés Mayo, Fernando García Pro, Francisco Vélez y José Luis Monzón.

La intención de Carranza era que el himno se estrenase en el acto de coronación de la reina de las Fiestas Típicas, en aquella ocasión Beatriz Lodge, hija del embajador de los Estado Unidos en España, que se celebró el 8 de febrero de 1958.

El acto, como recogió el Diario se desarrolló en el interior del Ayuntamiento, mientras que en la plaza de San Juan de Dios se había convocado todas las agrupaciones y también a los gaditanos, entre los que desde días antes de había realizado un intenso reparto de la letra de Paco Alba ganadora del concurso, que todos debían cantar cuando la reina ya coronada y el alcalde apareciesen en la balconada principal del Ayuntamiento.

Rafael López Romo, incansable cuando se trata de hablar del Carnaval gaditano y que cuatro años antes había debutado en el Falla con el coro "La Policía Montada del Carnaval", salía ese año en la "Piriñaca de coros" y por lo tanto era de los que se encontraba esa noche en la plaza de San Juan de Dios, ajeno todavía a sus posteriores experiencia carnavalescas primero en Alemania y más tarde en Madrid.

López Romo recuerda que Carranza, desde el balcón, anunció que se iba a estrenar el himno y seguidamente una banda de música interpretó la introducción del tango de "Los anticuarios", para que el público comenzara a cantar el himno.

Sin embargo, todavía con emoción, cuenta que la gente sólo cantó la primera estrofa para cambiar seguidamente la letra por la de "Los duros antiguos".

Nadie comentó nada después, la cosa pasó y el himno se olvidó, manteniéndose "Los duros antiguos" como himno más que oficial no sólo de aquellas Fiestas Típicas, sino que dicha letra se ha convertido en un referente del Carnaval de Cádiz.

López Romo dice que, entre otros, por ese motivo no le tiene especial devoción al alcalde Carranza y hasta cambiaría el nombre del Estadio, pero ese ya es otro asunto.

Cádiz se viste coqueta

frente al espejo de su Bahía.

La ciudad se manifiesta

con alegre algarabía

pues ya comienza la fiesta

con repiques de tambor.

Luce traje de cola

la tierra mía

y al compás de las olas

se está entonando por alegrías.

Remolinos de brumas

formando va

y un cortejo de espuma

lleva detrás.

¡Ay! mi caracola

cuantas poesías

si hablaran las olas

te recitarían.

Tienes un encanto

como las sirenas

que el que oye tu canto

no siente más penas.

Y al son de alegres guitarras

tambores, bombos, platillos

las gargantas se desgarran

cantándote por tanguillos.

En esta fiesta cantora

recuerdan en sus canciones

que por más bombas traidoras

que le tiraron los fanfarrones

Cádiz sigue con sus olas

formando tirabuzones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios