L Miércoles de Carnaval

La copla más canalla sale de su refugio del Pópulo y toma el centro

  • Muchas agrupaciones huyen de la masificación del barrio medieval y buscan acomodo en otras calles del casco antiguo · Numerosos aficionados se dan cita tras los arcos en busca de las agrupaciones callejeras

Comentarios 8

La concentración de agrupaciones callejeras en El Pópulo es cada vez menos en El Pópulo. La oficialización que ha vivido esta cita que nació como espontánea y los intentos de apropiación de la misma han llevado a que muchas agrupaciones no lleguen a cruzar ninguno de los arcos del viejo barrio gaditano y que se queden por calles más o menos próximas. Eso sí, casi todas abandonan el Barrio de La Viña en el primer día de la Cuaresma.

Pese a todo, son miles los aficionados que se dan cita en el recinto medieval. Todos ávidos de las coplas más canallas y menos encorsetadas. De los cuplés de esquinas y casapuerta más desvergonzados. Sin embargo, muchos de los asistentes, cada vez más, no saben escuchar y rompen el sagrado silencio del que asiste a la actuación de una callejera en lugar de abandonar el corrillo. Algo que provocó el enfado de más de un chirigotero.

Este año, como principal novedad, la concentración ha contado con un nuevo lugar para las agrupaciones. Un nuevo espacio que, pese a ser un local, ha abierto sus puertas a las chirigotas como si fuera una calle o una esquina más. El Café Bar El Pay Pay abrió por primera vez sus puertas en la semana de Carnaval. El comercio cedió sus instalaciones para todas las callejeras que quisieran cantar ahí, algo más resguardadas de la excesiva aglomeración y de los falsos aficionados que no escuchan.

La plaza de San Juan de Dios también vivió un gran ambiente desde las diez de la noche. En los pórticos del Ayuntamiento, varias agrupaciones entonaban sus coplas. En la plaza propiamente dicha, Cádizbook ha colocado las figuras a tamaño real (realizadas por el fotógrafo de Diario de Cádiz Kiki) de algunos carnavaleros de postín disfrazados como Julio Pardo, Sheriff, Selu o Subiela y con los que los aficionados se inmortalizaban. Un fotógrafo les daba después una tarjeta con un número y entrando en el portal municipal podían descargarse la foto. Todo un invento.

También en la plaza, dos carpas de Telefónica y Cruzcampo tenían sus detallitos con los carnavaleros de las ilegales.

Conforme avanzaba la noche, en el Pópulo no se cabía y muchas de las agrupaciones se salían a cantar a calles como Pelota, Marqués de Cádiz y alrededores. Algunas legales también se dejaron ver, como 'Las supernonys', 'Las niñeras mágicas gaditanas' o 'Los reberde con causa', con Celso Rosado dándolo todo por su afición chirigotera.

Entre las agrupaciones callejeras, algunas que se han dejado ver con asiduidad estos días, como 'Las mamachichos con cara de bichos', 'Los chorizos del bosque', 'Cádiz 2020 Tengo una carajotada', 'Los piratones' o el romancero de Paco Cárdenas, ex presidente de la Asociación de Autores.

Entre las más simpáticas, la chirigota 'Pendientes del diente' o 'Y si me embarco te quiero', con su trasatlántico y todo que colapsaba alguna que otra esquina.

También hacía las delicias de los aficionados la charanga familiar 'Escuela de hortelería', con componentes como el célebre Carmelo, miembro de chirigotas míticas como 'Los yesterdays'. En esta charanga había diversidad de edades, del medio siglo a los cinco años. Todo un ejemplo de conciliación familiar y carnavalesca.

Por San Francisco y San Agustín, muchos aficionados buscaban a los 'Guatifó', que este año llevan uno de los mejores cuplés que se pueden oír en Cádiz.

Sobre el tablao de La Catedral, 'Los pre-paraos' congregaron a muchísimo público loco por ver en acción a una de las agrupaciones sorpresas del Concurso.

Por Cobos y Candelaria también se ramificaban las ilegales, como 'Los nolotires', la femenina 'Agora vengo', 'Escuela de Taichi E-Mi-lin' o 'Los gigolos'. También se podía encontrar a un grupo callejero, con bandurrias y guitarras, que cantaban tangos antiguos de forma magnífica, no sólo los más recordados sino otras piezas para deleite de los aficionados.

El Pópulo se fue quedando chico por instantes y todo el centro de Cádiz se inundó de Carnaval en el primer día de la Cuaresma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios