Jonathan Pérez Ginel, autor de "La escuela de Carnaval"

"Estamos en el buen camino"

Con sólo 22 años de edad, Jonathan Pérez Ginel ya lleva  unos cuantos premios a sus espaldas. Sus tres primeras comparsas –‘Los rufianes’, ‘Las puertas de Cai’ y ‘Los plazoletas’–  ganaron el concurso de juveniles de los tres últimos años.  Este 2008, con ‘La escuela del Carnaval’, ha conseguido su objetivo, hacer un buen papel en su salto a adultos y entrar en los cuartos de final.

No fue fácil para Jonathan encontrar un grupo para escribir sus letras. “Nadie confiaba en mí porque yo también era juvenil y salía cantando. Me decían: Anda ya, quién va a salir contigo”, comenta.  Sin embargo, el tiempo le dio la razón y con sólo 17 años se llevó su primer premio como autor. 

También se ha pensado mucho  escribir en la categoría de adultos. “Teníamos que dejar a gente detrás, porque todavía no tenían la edad, y tampoco estaba seguro de lograr un grupo competitivo, porque la mayoría de ellos tienen 18 años, son niños en verdad, y yo soy muy competitivo”.

Ahora, la experiencia ha valido la pena. “Hemos demostrado que sin tener un gran grupo, apostando por nuestros puntos fuertes, al aficionado le ha gustado y los medios también se han portado bien”, asegura.

Por eso, para el Carnaval de 2009, seguirán con la misma filosofía. “Creo que estamos en el buen camino”, afirma Jonathan.  “No voy a cambiar de grupo, creo que así es como se hace un hueco, con la misma filosofía  que ha seguido Tino Tovar, de hecho mi comparsa es del mismo estilo si te has dado cuenta”, dice. 

Sobre si en un futuro llegará a ser un nombre conocido, al igual que Tovar, no es capaz de contestar aunque tiene claro “que si te llevas seis o siete años concursando y siempre estás en los mismo puestos te vas a quedar ahí”. “No digo que dejen de salir pero que siempre seguirás así”, considera.

El autor de ‘La Escuela de Carnaval’  saldrá el próximo año como componente en la comparsa. Este año también pensaba hacerlo, pero finalmente ha salido con la de Luis Rivero como guitarra, al igual que en el año anterior. “Se fue un guitarra y tampoco era plan de no salir, pero el año que viene lo haré con mi grupo”. Y es que prefiere componer a ser un componente más de un conjunto. “Ahora, con ‘La catedral del mar’, siempre quiero opinar sobre las letras, nunca me quedo callado, y es que es lo que me gusta”, dice.

Hasta el momento sólo ha escrito cuatro comparsas y esta es la modalidad en la que piensa seguir desarrollando su virtud como autor. Escribir para otra modalidad no se le pasa por la cabeza. “Tengo mucha malage”, reconoce.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios