Tensión en la cima de la comparsa

  • Un cuplé crítico de la comparsa de Aragón hacia Martínez Ares, cuyos grupos coincidieron en la misma función de preselección, provocó una gran bronca en el Falla con cruce dialéctico entre ambas aficiones

El coro de la peña lasaliana en su 25 aniversario, ese año llamado La Viña, abría el Concurso número 100, en el que se produjo alta tensión entre las comparsas de Martínez Ares y Juan Carlos Aragón. Ambas coincidieron en la misma función de preliminares. Cantó primero La revolución', interpretando un pasodoble al postulante del grupo de Ares-Subiela, El Piru, fallecido meses antes. Sabedores de que la comparsa llevaba esta letra y entendiendo los de Aragón que era un "acto de falserío", como se dijo entonces, Los ángeles caídos respondieron en la misma función con un cuplé contra Martínez Ares, en el que aseguraban que al autor le faltaba "pedirle perdón al Papa y ponerle el culo al Diario". Cantada esta copla se produjo una gran bronca en el Falla, con cruce dialéctico entre los partidarios de ambas agrupaciones. 'Los ángeles caídos' cantaron el popurrí entre abucheos. El pique se prolongó hasta el Carnaval. Aragón acusaba a Paco 'Catalán', que salía con Ares, de haberle propinado un cabezazo en la calle La Palma, cosa que negó el comparsista. En lo puramente carnavalesco, Aragón ganó a Ares, invirtiéndose los puestos del año anterior. Ese año curiosamente fueron segundos premios de chirigotas, comparsas y coros los que fueron primeros el año 2001: 'Los que se vinieron de Leningrado...' del Yuyu, 'El castillo encantado' de Pardo y Rivas y 'La revolución' de Martínez Ares. Ganó en chirigotas 'El Love' con 'Ojú, ya saltó el levante', en comparsas 'Los ángeles caídos', en coros 'Los voluntarios' de Pastrana y zamora y en cuartetos 'Ozú Opá', de Algeciras.

El pase a la gran final estuvo rodeado de polémica. La comparsa de Joaquín Quiñones y Pepito Martínez 'En propia mano' impugnó el fallo del jurado al quedarse a las puertas con más puntos que el coro y la chirigota que entraron quintos en la final. La reclamación fue desestimada al entender el jurado que tenía libertad para elegir entre las modalidades cómo rellenar los huecos de los cuartetos.

El pregón de la fiesta estuvo a cargo de la bailaora Sara Baras y la Diosa fue Rosario Barroso Piñero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios