Siglo nuevo, pasión renovada

  • Homenaje. Comienza el nuevo siglo con la polémica de la separación del grupo de Martínez Ares. Aragón se pasa a comparsas y son años de calidad y alternancia en la consecución de los premios

Comentarios 4

El siglo XXI ha renovado la pasión por la comparsa. Una pasión que se ha exportado, multiplicándose y ampliándose fuera de las fronteras gaditanas y andaluzas. La modalidad ha ganado variedad, manteniendo su calidad. Si en los 80 y 90 la chirigota disponía de un amplísimo abanico de estilos y posibilidades, en la primera década del nuevo centenio ha sido la comparsa la que ha abierto muestrario. Han sido diez años de alternativas, de luchas de autores, grupos y estilos, de grandes comparsas y, sobre todo, de nombres propios. De los Antonio Martínez Ares, Joaquín Quiñones, Antonio Martín, Tino Tovar, Luis Rivero, los hermanos Alcántara, José Luis Bustelo y dos firmas que tras triunfar en el mundo de las chirigotas lo han hecho también en comparsas: Juan Carlos Aragón y los hermanos Márquez Mateo, Javi y David, los Carapapa.

La pasión se redobló con la reedición de una constante en la historia de las comparsas: la lucha directa entre dos autores y dos grupos que, entre ambos, tenían el respaldo mayoritario del público. En el comienzo del siglo XXI esta rivalidad estuvo marcada por un condimento extra de morbo. Tras el cajonazo a 'La milagrosa' en 2000 se produjo uno de los divorcios carnavalescos más sonados. Antonio Martínez Ares se separó de su grupo y de su mano derecha y director de sus comparsas de los 90, Ángel Subiela. El director reaccionó con un golpe de efecto de los que sólo puede dar él. Convenció a Juan Carlos Aragón para que diera el salto a comparsas. Ares montó un grupo con algunos supervivientes de su última comparsa. Esta 'enemistad' marcó la primera mitad de la década y su herencia se ha prolongado casi todo el decenio.

En 2001 se produce el primer asalto. Martínez Ares se lleva el gato al agua y logra el primer premio con 'La niña de mis ojos', por delante de 'Los condenaos' de Juan Carlos Aragón. Dos agrupaciones memorables que protagonizaron el primer concurso del siglo.

El tercer premio fue para 'Mal de amores', de Antonio Busto con el grupo de Pepe 'El caja'. Cuarto fue Joaquín Quiñones con 'Los mercenarios' y el primer accésit fue a parar a la comparsa de los gitanos de El Puerto, 'La plaza de las Canastas', con letra de Pepe Mata.

El duelo por el primer premio se repitió al Concurso siguiente, aunque con resultado diferente. Además, la rivalidad se enquistó hasta un punto que rozaba lo peligroso con un cuplé de 'Los ángeles caídos', la comparsa de Aragón y Subiela, a Martínez Ares en relación de una letra que había cantado esa misma sesión 'La revolución'.

Aragón y Subiela acabaron llevándose el primer premio en ese 2002, por delante de 'La revolución', de Ares. El tercer premio lo consiguió 'La mina de plata', de los hermanos Alcántara Pedemonte, y el cuarto 'Simplemente Cádiz', de José Luis Bustelo.

A la tercera fue la vencida, y al año siguiente el duelo entre Ares y Aragón quedó relegado al tercer y cuarto puesto. El primer premio fue para la sorpresa del Concurso de 2003, 'Guadalupe', de un Luis Rivero que se consagraba así entre los grandes. El joven autor se impuso a Joaquín Quiñones, que con 'Los vikingos' cambió de músico y se presentó con un pasodoble del Noly que caló entre los aficionados.

'Calle de la mar', de Martínez Ares, fue tercer premio y 'Los americanos', de Juan Carlos Aragón, cuarto. El primer accésit de la modalidad fue para un Tino Tovar que buscaba su sitio tras separarse de su grupo de siempre.

Probablemente estas clasificaciones precipitó los acontecimientos. Martínez Ares se retiró del Carnaval y Juan Carlos Aragón se separó de Subiela. Este último caso fue aún más traumático, llegando el autor a prohibirle al grupo seguir interpretando sus composiciones. Ángel Subiela se sacó un nuevo as de la manga: 'fichó' a Tino Tovar. Aragón tiró de su director de chirigotas, Javi Bohórquez, y se mantuvo en las comparsas con 'Los inmortales'. Sin embargo, ninguno de los dos triunfó en ese intento.

El primer premio 2004 fue para Joaquín Quiñones y su magnífica 'La cárcel vieja', con un gran repertorio defendido por un tremendo grupo. El segundo premio fue para la deliciosa 'Los regaeras', de José Luis Bustelo, con parte del último grupo de Martínez Ares. Tino Tovar se tuvo que conformar con el tercer premio con otra gran comparsa, 'Las estaciones', con un originalísimo tipo de árboles. La comparsa de 'Los majaras' regresó a una final, como 'De verde luna', con letra de José Antonio Valdivia y música de Antonio Rico, Pedro el de 'Los majaras'. Ese Concurso lograron los accésit 'Paco baja aunque sea en pijama', con letra de Paco Cárdenas y Ramón Peñalver y música de Paco Rosado, y 'Gaditanos', de Luis Rivero. La primera, además, convirtió a Emilio Gutiérrez Cruz, 'El Libi', en el primer coplero de la historia en haber alcanzado al menos una Final en las cuatro modalidades.

2005 es el año de Tino Tovar y su 'El espíritu de Cádiz', que logra el primer premio por delante de Luis Rivero, 'Los hijos de la tierra'. Tercer premio fue para 'La Atlántida', de Joaquín Quiñones. El cuarto premio fue para la retirada de José Luis Bustelo, al menos en cuanto a autoría de letra, con 'Los acuarelas', con aquel pasodoble que anudó las gargantas de todos los que vieron aquella Final y aquella última cuarteta de despedida. Juan Carlos Aragón, con nuevo grupo, consiguió el primer accésit con 'El golfo de Cádiz'. Ese es el año del regreso de Antonio Martín, que se queda fuera de la Final con 'El revuelo. Los viejos copleros nunca mueren', dirigida por Antonio Trujillo, Catalán Grande.

Quiñones recupera el primer premio al Concurso siguiente, con 'La caldera', con música del Noly. Son años de alternativas y de muchos cambios. Tino Tovar descansó ese 2006 y Subiela logró el segundo premio tirando de los hermanos Márquez Mateo, que componen 'La cuadrilla'. Tercer premio es para Luis Rivero y su 'La bella escondida', por delante de 'Los Parias', de Juan Carlos Aragón, con otro grupo nuevo, y 'La quintaesencia', de Antonio Martín.

En 2007 llega una de las comparsas más importantes de la década por la repercusión que tuvo. 'Araka la kana', de Juan Carlos Aragón (con otro grupo nuevo) era un homenaje a la murga uruguaya más contestatarera. El segundo premio fue para 'La playa de los secretos', de Joaquín Quiñones. Tercer premio fue 'La república gaditana', en el regreso de Tino Tovar junto a Ángel Subiela, y el cuarto 'Los hijos de la libertad', de Antonio Martín.

Al año siguiente llegó otra comparsa que caló muy profundo. Los hermanos Carapapa regresan a la modalidad y se llevan el primer premio con 'La comparsa de Momo'. Segundo premio es para la primera agrupación de Jesús Bienvenido como autor en solitario: 'Los mendas lerendas'. El tercero es para Juan Carlos Aragón, con su 'la banda del Capitán Veneno', cuyo pasodoble de presentación se filtró por internet muchos meses antes y cuando fue cantado en el Falla el público acompañó la copla.

2009 es el año en el que Martín recuperó el cetro en la modalidad en la que es el autor con más primeros premios. 'La mare que me parió' ganó prácticamente con su actuación en la final. Joaquín Quiñones y 'La pensadora gaditana' se quedaron con el segundo y Bienvenido fue tercero con 'Los trasnochadores'.

La década se ha cerrado con otro gran concurso que ha entronizado a Jesús Bienvenido, que ha logrado el primer premio con 'Los santos', y su excelso ejercicio musical. El segundo premio ha sido para la comparsa de 'Los majaras', con letra de Antonio Rivas, que con 'Medio siglo' ha logrado su mejor clasificación desde la unificación. El tercer premio se lo llevó Martín con 'Los caballeros de la piera reonda'.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios