Recomendaciones para disfrazarse

  • La Unión de Consumidores recuerda que los destinados a menores de 14 años son considerados juguetes y deben cumplir la normativa específica, incluyendo la marca CE en el etiquetado

La Unión de Consumidores ha realizado una serie de recomendaciones para la compra de disfraces y entre ellas recuerda que los destinados a menores de 14 años son considerados juguetes y deben cumplir con la normativa especifica al respecto.

Sin olvidar que la imaginación, el ingenio y el reciclaje son en general las opciones más económicas y las que mejores resultados ofrece, señala que se pueden encontrar disfraces desde 9 hasta más de 300 euros, en función del tipo de traje, la calidad de la tela y si el usuario es un niño pequeño o un adulto.

Un disfraz de bruja para niño puede costar de 9 a 35 euros, mientras que el de princesa oscila entre 17 y 31 euros y el de tigre desde 11 a 32.

Otras opciones son la de hombre enmascarado, de 9 a 40 euros, en función de la calidad, el diseño y los accesorios del traje, si bien los precios medios oscilan en torno a los 30 euros, complementos aparte.

Los disfraces destinados a menores de 14 años se consideran juguetes y, por lo tanto deben cumplir la normativa, figuran la  marca CE en su etiquetado, que garantiza que los tejidos tienen un tiempo más lento de combustión.

Para los mayores se pueden encontrar a partir de los 16 euros,  entre estos el de Buda, de chino, de cura o  de esqueleto, y entre los 20 y los 25 euros se sitúan los de espantapájaros,  de  payaso o de superman. Por 5 euros más pueden comprarse trajes de lobo, de rumbero, de gánster  o de mono. Deben de cumplir además  el etiquetado de las prendas textiles.

Otros gastos añadidos son los artículos de maquillaje. Unos dientes ficticios pueden encontrarse por 2 euros, unas pestañas postizas por 5, piel artificial por 16, barras de colores por 2,35, tubos de purpurina por 2 y un bote de laca fluorescente por 1,75 euros. Cada personas suele invertir 9 euros en maquillaje.

La  Unión de Consumidores recomienda también a los usuarios que extremen las precauciones a la hora de adquirir productos cosméticos destinado al maquillaje, especialmente los que se venden en bazares y tiendas de bajo coste, ya que en este tipo de establecimientos existe el peligro de que esos productos no hayan sido sometidos a los controles dermatológicos adecuados, por lo que pueden producir alergias y reacciones en la piel.

La Unión de Consumidores recomienda comprobar siempre el etiquetado del producto e identificar su procedencia, así como las indicaciones de uso y los datos del fabricante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios