Cuarta sesión de cuartos

Noche para manitas del tango y devotas de la risa

  • El coro de Julio Pardo y la chirigota 'Las fans de los santos' despuntan con sus repertorios · También destacan las chirigotas del Lobe y Vera Luque, el coro a pie y las comparsas de Martín y Rivero

Comentarios 20

El tango y la risa fueron los grandes protagonistas de la cuarta sesión de cuartos del COAC 2011. El coro de Julio Pardo y Antonio Rivas lo arregló todo nada más empezar con sus grandes letras para que la chirigota de Bocuñano y Rodicio hiciera creer al Falla en su repertorio a base de carcajadas. Manitas y devotas despuntaron en una noche de altura en la que también destacaron las chirigotas del Lobe y Vera Luque y las comparsas de Martín y Rivero.

El coro del pregonero se puso el mono de faena y despuntó con unas letras dignas de final, la primera una dura crítica a las agrupaciones que vienen sólo para "vacilar" de haber estado en el Falla y que no comprenden que las normas "son para los de aquí y para los de fuera" y otra en la que plasman sobre un lienzo "la obra de arte donde han nacido", original y precioso piropo a Cádiz. Buenos cuplés también, dejando la sensación de que el pregonero ha querido decir "aquí estoy yo" y se mete de lleno en la carrera por los premios. Un poco lejos, aunque con opciones de semifinal, queda el coro 'La infantería', con buen repertorio e interpretaciones.

Por su parte, la chirigota de Bocuñano y Rodicio mejoró si cabe su primer pase con buenas letras y un repertorio divertidísimo que les mantiene entre los destacados de la modalidad, un pequeño paso por delante de 'Los gafas' del Lobe y el Cabra y de la chirigota de Vera Luque. Ambas gustaron y se da por hecho que estarán en semifinales, aunque deberán ir un poco más allá si pretenden aspirar a más en el Concurso.

Las comparsas de Rivero y Martín también estarán, salvo sorpresa mayúscula, en la tercera fase que arranca el próximo lunes. 'Los defensores de Luis' gustaron gracias a sus pasodobles, a la delincuencia juvenil y a las creencias del propio autor. Y la comparsa de Antonio Martín ofreció un repertorio muy controvertido, con un pasodoble crítico con el gasto en traductores en el Senado y otro lamentando que el público del Falla cada año, y sobre todo desde que las entradas pueden conseguirse por internet, se llene de forasteros "y unos cuantos gaditanos". Crítica también para el "coplero aprovechado" que diga ahora "que el Concurso no es de Cádiz", noniná. Es verdad que el Falla viene sonando distinto, pero no será porque los gaditanos no tengan internet ni acceso a la taquilla. Puede que el problema no sea ese, quizás sobren aplaudidores y fanáticos de una sola agrupación y escaseen los verdaderos aficionados a las coplas las cante quien las cante, sean del Mentidero o de Soria. Es lo bueno del Carnaval, que cada uno tiene su opinión y la expresa de la manera que considera oportuna.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios