José Luis García Cossío 'Selu'

Presentación de 'Los titis' (1994). Segundo premio

Que vengo yo diciendo por el caminoý

Ante todo güenas tardes o güenas noches,

que decíaý

que vengo yo diciendo por el camino,

que hay que ver la cantidad de gente

que hay por tos laos.

Yo creo que la crisis nos ha ayudao, fíjate.

Antes to el mundo trabajando,

las calles vacías,

ahora con el paro to es alegría.

Que hay que ser positivo,

vivir bien la vía,

tomarse las cosas con filosofía,

que al fin y al cabo más que son dos días.

Y o si no, fijarse en un servidor,

que cobrando el salario social

desprende más arte que un maharajá.

Y con mi Manoli de mi alma

mi Jonathan y mi Jennifer,

pa qué quiero más.

Yo soy el titi de Cai, el inconfundible,

más chulo imposible,

que lo mismo te quita un fregao

que cambia un fusible,

que soy apañao.

Pero eso sí,

que nadie intente tomarte a mí el pelo,

que yo por las güenas siempre he sio mu güeno

pero por las malas

¡ay por las malas!

Pero lo mejor que tengo es

que no soy delicao pa comer

que yo como de to.

Me gusta el puchero,

las papas con güevo,

el pollo en su salsa,

las gambas a la plancha,

las güevas, el cazón,

las caballas, el cachucho,

las coles no que las repito mucho.

¡Ay, quien tuviera veinte años menos!,

que se iba a enterar más de uno

de lo que es güeno.

Y a to esos socialistas

que van con sus chaquetitas vacilando,

y mirando por encima l´hombro,

a to los iba yo a poner recogiendo escombro.

Güeno, po ya se acabó,

que después me dice mi mujer,

que charlando le gano a Moret,

y además aquí hay que estar

siempre con un compás,

que esta gente están tos

controlando el reloj, que te dan tres minutos na más

y ya llevo yoý

2,52, 2,53, 2,54, 55, 56, 57, 58ý

Pasodoble a Paula.

'La Caldera' (2006). Primer premio

Cambió la luna

cambió la luna, esa madrugada

y diste a luz, y diste a luz

niña del alma

con qué tensión, y qué ilusión

aquella espera

tú fuiste al fin, madre feliz

y ella es abuela.

Embobá, me la tiene embobá

cuando en sus brazos está

y la mira con su vestidito rosa

yo no sé, como se pue querer

acaba de nacer, a tan poquita cosa.

Es verdad, dicen que eso es verdad

que por un nieto das

más que por cualquier hijo.

Te quita años de encima

cuando te da la manita

pidiéndote chucherías.

y se te caen dos lagrimones entre las rejas

el primer día que la dejas en la escuela

con dos colitas, estrenando mochila

y te dan ganas

de seguir viviendo

el resto de la vida.

Tango de 'El castillo encantado' (2002). Segundo premio

En mi calle tengo claro que no hay comando de terroristas

pero hay un asesino que a su mujer la tiene en su lista

no hay bombas ni metralletas

pero en mi calle hay un arsenal

del machismo más violento

el terror de un elemento, que parece muy normalý

Ella no recibe cartas que le exigen

que se vayan lejos si es que su vida quiere salvar

si se va la persigue, persigue, persigueý

y su etarra particular

logrará encontrarla pa secuestrarla otra vez en su hogar.

En terror que la amenaza nunca reclama su independencia

él le exige a su sirvienta que siga siendo su propiedad

ella es tan poquita cosa pa ponerle alguna escolta

su persona nada importa, no es ministro o concejalý

Ella pa defenderla, ella pa defenderla

no tiene un juez Garzón que se apunte tantos

porque su caso a nadie interesa

si se acaba su infierno

no acudirá el gobierno a un entierro del montón.

No busca entre las sombras y nadie se esconde

y cuelga una bomba bajo su coche,

pero evita cada noche tener un roce con el terror,

en mi calle no hay comandos, hay un macho amenazando

que no hay que perder de vista

ella sola y sin protección espera su atentao

durmiendo al lao de su terroristaý

Pasodoble de 'Agua Clara' (1983). Primer premio

Me viene a la mente

Como ji lo viera, como ji lo viera calle San Vicente

donde yo naciera, donde yo naciera.

La pla la Cruz Verde

corazón del barrio, corazón del barrio

canastilla a cuestas

pasaba a diario, pasaba a diario.

Y allí esta yo

entre el corrillo de los niños

mientras tú me contemplabas

mare, ay mare y triste de mí

que nunca supe del carió

que encerraba tu mirada

de esos suspiros del alma

de esos besos que me dabas.

El día que el destino me apartó

de tu regazo

me sentí solo, me sentí solo

y a pesar que otra mujer

me da su amor

muchas noches recordándote

yo te lloro

por eso hoy vuelvo a ese mismo rincón

con mi infancia perdida

ay calle San Vicente

plazita de la Cruz Verde

devuélveme a esos días

pa devolverte con el corazón

ese beso de amor a la mare mía.

Tango de 'La Guillotina' (1978). Primer premio

En el pasado octubre una gran fiesta se celebraba

se estaba festejando que la Bahía nos la cerraban.

Algunos gaditanos a sus colegas se lo dijeron

y desde la Mezquita con sus pañuelos verdes vinieron ¡a bailar!

Todas nuestras calles les dejamos solas

para que tranquilos vieran la ciudad

Con sus escopetas y balas de goma

al tiro al blanco pudieron jugar

Lanzaban petardos ¡Qué cachondos eran!

Y las gaditanas, para responder

le echaban claveles desde las ventanas,

pero con macetas para que fueran con rapidez.

Se volvió a demostrar que nuestra capital

cada vez que nos da la gana

se tira si es necesario la casa por la ventana No se pudo evitar la generosidad

y cayeron muchos regalos

Una mesa y una silla,

una plancha y un lavabo.

¡Qué amabilidad la de aquel gaditano

que dio una nevera a los invitados!

El pueblo de Cádiz, qué bien se portó

porque supo ofrecer

al que vino a comer

el mejor de todos sus platos

Queremos advertir

que sivuelven aquí

les daremos el mismo trato

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios