Espantada general tras el chaparrón

  • Sesión bipolar, con un gran ambiente en la primera parte de la función y muchos asientos vacíos tras el descanso

Comentarios 19

Como los taxis, el público del Falla desapareció tras el chaparrón que llegó de la mano de Joaquín Quiñones. El Gran Teatro Falla mostró dos caras muy diferentes en esta segunda sesión clasificatoria del COAC 2012; una alegre y animada que vivió su momento de máxima euforia con el coro de Luis Rivero y 'El chaparrón', y otra, mucho más fría, tras el descanso. Será que muchos  fueron a resguardarse de la lluvia que trajo la comparsa de Quiñones, pero la segunda parte de la sesión se vivió casi en familia. 

El primer acto tuvo mucho y bueno, aunque también su pequeño lunar. No defraudaron Rivero, Juan Fernández y Quiñones y sorprendió positivamente al público la chirigota 'Los de la custodia', con gran parte del grupo dirigido por Manolo Santander -este año ausente sobre las tablas- el año pasado. Tampoco faltó la guasa del Falla, que se hizo notar con la chirigota de El Arahal 'Una chirigota inventá', que provocó los primeros murmullos -y algún que otro comentario- del gallinero en lo que va de Concurso. 

Pero la lluvia pasó... y el frío se adueñó de un teatro que se quedó medio vacío. El cartel de la segunda parte de la función no resultaba a priori demasiado interesante y muchos optaron por la escapada, que mañana será otro día. Las preliminares es lo que tienen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios