Domingo de coplas y copas

  • Agrupaciones oficiales y callejeras se unen para hacer grande la fiesta de la calle durante una soleada jornada

Cádiz se levantaba como el día. Alegre y soleada. La ciudad se disponía a sumergirse en su primer domingo de coplas con el ánimo bien arriba. Había ganas de escuchar, de cantar y de, como siempre, beber. Copas que para muchos gaditanos llegaron después de cumplir con su deber como ciudadano, acudiendo a la concentración que sindicatos convocó frente a Subdelegación de Gobierno como protesta ante la inminente y durísima reforma laboral. De esta forma, ya a las doce y media de la mañana, cuando el astro rey coronaba el día, se dejaron ver las agrupaciones más tempraneras por el centro de la ciudad. Qué a gusto estaban los ciudadanos que se tomaron un desayuno tardío en la calle Pelota con el repertorio de 'Por motivos naturales no fumamos en horarios laborales'. La chirigota de José María Barranco fue una de las primeras en repartir coplas en una ciudad que despertaba después de una agitada noche de sábado. Los restos del naufragio aún se dejaban ver por algunos rincones del casco histórico, como las pintadas que deslucen nuestra magnífica Catedral.

Agrupaciones callejeras y oficiales se disputaban el favor del público que, como loco, en la señera plaza de la seo principal de Cádiz bailaba al ritmo de una de las proclamas del Carnaval 2012: "Meten barriga, mueven el culo y nunca sueltan el vaso tubo". El flamante primer premio de chirigotas del COAC, 'Los puretas del Caribe', congregó a una multitud que no paró de reír ni de bailar durante la actuación de los veteranos chirigoteros capitaneados por El Love. Coplas al sol pero también con un "chirimiri, chirimiri" muy esperado, el que cae como agüita de mayo desde las voces de la comparsa de Joaquín Quiñones y Juan Manuel Romero Bey, 'El chaparrón', que también se dejó ver por este enclave, uno de los más concurridos junto a otras zonas habituales como la Torre de Tavira, las inmediaciones de la Plaza de Abastos, y las plazas Palillero y Las Flores y Candelaria, con sus ramificaciones por las que sobre las tres de la tarde casi era imposible avanzar a buen paso.

La pequeña plaza donde muere la calle Ancha se convirtió en escenario predilecto para jóvenes formaciones, como las comparsas 'OBDC!' y 'Los guiaditanos' y las chirigotas 'Los hijos de Juana la Loca' y 'La CNC. Canal de Noticias Chirigoteras'. Los componentes de la formación de Mario del Valle y Rubén Vargas venían de actuar de la Catedral pero antes, bien tempranito, cantaron para la pequeña sobrina de Vargas que fue bautizada ayer por la mañana en la iglesia del Carmen. Junto a pasodobles y cuplés sonó con maestría el tango. El carrusel de coros desfilaba por la plaza tras su paseo triunfal por Ancha, una de las vías donde más se lucen los grupos y, también, otra de las calles más atestadas. De hecho, pudimos ser testigos de una bonita estampa en la que el coro de Lucía Pardo, 'Las cacas', y la chirigota de Bocuñano y Gómez Rodicio, 'Los doce Gabanna', se cedían el testigo de las coplas y se escuchaban y animaban mutuamente. Como siempre, cuando las cosas salen bien, quien gana es el aficionado, que sin moverse del sitio pudo disfrutar de ambos repertorios.

Otros coros que discurrieron por estas vías fueron el segundo premio de Juveniles, 'Domingo de Piñata', y el chiclanero 'Un mundo aparte'. Uno de los momentos culmen se produjo sobre las dos y media de la tarde, cuando la arteria principal de la ciudad se la repartían el coro de Julio Pardo y Antonio Rivas, 'Cádiz Gospel Choir', el de los hermanos Sevilla Pecci, 'Los hijos del 78', y el primer premio de este Concurso, 'El amanecer', de Fali Pastrana.

Además de los repertorios conocidos ya a través del Concurso de Agrupaciones llegaron las coplas nuevas, los repertorios más transgresores y golfos de la mano de las formaciones callejeras. En la calle Sacramento, por ejemplo, se instaló un improvisado puesto de comida rápida de la mano de 'Cádiz Burger', con un estribillo que, pronto, todos los espectadores corearon: "Menos McDonald y más freidor". En la esquina de esta calle con Columela el dúo 'Con premeditación y alevosía' rezaba otro más subido de tono: "Yo me hice transexual al cumplir los 18 y el que dude de mí, que venga y me coja el chocho".

Y, ¿saben lo mejor del Carnaval en la calle? Que todos estos repertorios están a la mano, una agrupación tras otra, ya sea legal, ilegal, semilegal o lo que sea, sorprenden al natural o al visitante en cada rincón. Si 'Los del coliseo', participante en el certamen, cantaban en Barrié, al mismo tiempo 'Mejó no salgo' hacía reír junto al Bingo Andalucía. Si unas simpáticas bailarinas que venían desde la peña Los bullitas de Algeciras sorprendían en Palillero, los buzos de 'En el fondo no somos tan malos' bajaban Sacramento para hacerse un hueco en la Plaza. Si las chicas de 'Si tienes visa me avisas' rondan la Torre Tavira buscando "un braguetazo", la ilegal 'Callejera' pone a disposición del aficionado su set periodístico en la calle San Francisco Javier con cadenas televisivas como Telahinco o Apexta.

Mientras las copas y las coplas resonaban con fuerza en medio de las bullas y colas de estos céntricos enclaves, algunas ilegales optaron por buscar la tranquilidad en las calles menos transitadas. Así, 'Real colegio arte ecuestre La de Mármol', que el pasado año era la laureada 'Las vocales', citó a los aficionados en la calle Solano, sobre las tres de la tarde. Entre el medio centenar de personas que escuchó y disfrutó con sus coplas se encontraba, en primera fila, el cantautor portuense y pregonero del Carnaval 2009, Javier Ruibal. Tanto el músico como el resto de personas interpretaron el estribillo del grupo ("No se te vaya a escapar, te voy a contar un secretito, el caballo blanco de Santiago es beige clarito") y rieron con sus numerosos golpes como en el que disculpan al capitán del Costa Concordia: "Quién no le ha dado a la columna del garaje al aparcar".

A esa misma hora, también se hacía su sitio la chirigota 'Los de la custodia' y las ilegales 'Los tartiesos' y 'Los hijos de la Gran UCA', que pusieron a bailar al buen número de personas que la rodeaban y que, también muy rápidos, cogieron su estribillo: "Te espero a primera hora en mi tutoría, te voy a pasar la mano... Igual que todos los días".

El tercer premio de chirigotas, 'Los protagonistas', también salió a la calle y con una nueva alegría para uno de sus componentes. José Luis Obregón El Negro y su mujer, Sara Reyes, fueron ayer padres de su segundo hijo, que llevará por nombre Mario.

Llegó la hora de almorzar y los gaditanos y foráneos optaron por el plan ligero y apetecible del bocadillo en su modalidad casapuerta o esquina soleada. Y es que el buen tiempo acompañó durante toda la jornada de este primer domingo de copas y coplas. Ya saben, con tanto solano no está mal una copita de moscatel o de cerveza para refrescarse o, por contra, para calentar gargantas.

Gargantas que no sólo sonaron al aire libre. No fueron pocas las agrupaciones que desfilaron por el mítico bar Los Pabellones. La comparsa de Tino Tovar, 'Ciudadano zero', tercer premio de su modalidad, interpretó su repertorio en este templo carnavalero al igual que 'Los duendes coloraos', primer premio, y 'Los carroñeros', semifinalistas.

Un buen inicio del Carnaval en la calle que proseguirá hoy con el día favorito de los gaditanos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios