DOÑA CUARESMa

Carnes abiertas

ACABO de abrir mi correo electrónico y se me han quedado las carnes abiertas. Mi pandilla de Sevilla anuncia que piensan venir a Cádiz el próximo domingo para conocer nuestro Carnaval. Para colmo de desdichas estos cariñosos amigos pretenden recoger en Jerez a otro grupo de nuestra amistad. Finalizan su misiva diciendo que quieren conocer "el ambiente de las calles en Carnaval"

Yo me pregunto, ¿qué hago en Cádiz con un grupo de personas formales, de buen gusto y exquisita educación? ¿Dónde meto yo a esos amigos un domingo de Carnaval?

La plaza no creo que sea el sitio más adecuado. Allí nada más que hay rachas y empujones y los coros, más que cantar, se dedican a dar ridículos saltitos en las bateas.

Podría darles un paseo por el centro de la ciudad para que puedan escuchar algún grupo de los llamados 'ilegales'. Pero, ¿qué pasará cuando quieran tomar un refresquito? Los bares están atrincherados con mostradores metálicos y llegar a una barra es misión imposible.

¿Y cuando una señora educada y formal quiera hacer pis? ¿Le digo que se alivie entre dos coches?

Así que, tras mucho pensar, he contestado a mis amigos de la siguiente manera:

"Lo siento. No puedo atenderos. Estoy en Olvera."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios