El Carnaval, la religión de febrero

  • Tanto el coro de Julio Pardo como la comparsa de El Puerto se confiesan feligreses de las coplas durante la octava sesión preliminar donde sorprende 'OBDC¡' y en la que el cuarteto de Badajoz comete herejía

Comentarios 3

Cara y cruz. La octava sesión preliminar es una moneda que, lanzada al cielo, cae con bote y rebote. Ten fe y encomiéndate a tus dioses cuando te muestra la cruz. Una cruz que poco tiene que ver con ninguna religión. Un cruz en forma de repertorio infame perpetrado por un cuarteto. El telón abajo y todos respiramos. Que para pasar un mal rato no tenemos tiempo. Demasiado esperamos hasta que la pared granate bajó. La cruz no es venir de fuera. La cruz es no tener vergüenza. 

La octava sesión preliminar es una moneda que lanzada al aire, a veces, nos muestra la suerte. La cara. La cara es una comparsa que pone una cara que da repelús y que cuenta verdades como puños. Hitler resucita con 'OBDC!' y con él la esperanza de un Concurso con nuevos nombres, nuevas ideas, nuevas caras. El grupo funciona, el tipo funciona, las letras funcionan. Confieso que creo. Confieso que tengo fe.

Y si baja Hitler también baja el mismísimo hijo de Dios. Jesucristo es de El Puerto y Ramoni lo interpreta a la manera de un musical. La comparsa 'Llámame Jesús' estuvo a la altura  y respetó la memoria del padre (Pedro de los Majaras). Creyentes también se vuelven, a su manera, los coristas de Julio Pardo que no predican ninguna religión que no sea Cádiz.

Consulte los vídeos y las crónicas de las agrupaciones que participaron en la octava sesión de preliminares

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios