"Ahora mismo nos vamos corriendo 'pa' casa la tita..."

  • El tercer año de 'exilio' en el Andalucía vivió el 'pelotazo' de 'El crimen del mes de mayo' y 'Soldaditos' y la aparición de los sorprendentes 'Sanmolontropos verdes'

El Concurso de Agrupaciones de 1989 estuvo tan cerca de la Navidad que a la peña Los Dedócratas no se le ocurrió otra cosa que inventarse la Pestiñada Popular, que se celebró un día después de Reyes. La proximidad de ambas fiestas fue uno de los temas más cantados en el tercer año de exilio en el Teatro Andalucía, donde se interpretaron varias letras pidiendo la vuelta al Falla. Precisamente la entonces controvertida edil de Cultura, Josefina Junquera, anunciaba en 'Diario de Cádiz' nada más iniciado el Concurso que las agrupaciones volverían a cantar en el Falla en la final de 1990, promesa que finalmente no se cumplió. Cádiz había recuperado el verano anterior la Velada de los Ángeles, lo que motivó grandes críticas en las coplas de 1989 ante la falta de gaditanismo de la festividad, con casetas y sevillanas que irritaron a los gaditas más recalcitrantes. Volvían Martín, Ripoll, Quiñones y Pedro Romero después del año sabático, así como El Peña después de tres concursos ausente. Para acortar la preselección se celebraron sesiones de tarde y noche, aunque seguían surgiendo voces críticas hacia esta fase.

En el río revuelto del duelo entre 'Tras la máscara', de Martín, y 'Soldaditos', de Paco Villegas y Bustelo, la ganancia de pescadores fue para 'Nos quedamos de piedra', de los hermanos Alcántara, que reivindicaron, con un conseguido tipo, un Museo del Carnaval que la ciudad aún no tiene 23 años después. 'Soldaditos', pese a ser tercer premio, fue la gran sensación de aquel año en comparsas. En la final entraba también Quiñones con 'Fábrica de tabacos'. En chirigotas se produjo un 'pelotazo' por parte de Carapalo y Pepito Martínez, autores de 'El crimen del mes de mayo', unos niños de marinerito liderados por El Petra y Manolo Santander que desde los ensayos generales olían a primer premio, con un recordado popurrí que narraba las peripecias de una Primera Comunión. En una final con predominio clásico, con 'Figuritas' del Habichuela y 'Micky Yason y los biter-ca' de Juan Rivero, se colaba el sorprendente y surrealista estilo de Erasmo Ubera, El Selu y José Guerrero 'Yuyu'. 'Los sanmolontropos verdes'se presentaron con los 'Duros Antiguos' en formato soriano, en una muestra de ingenio que cautivó a los aficionados más jóvenes y llenó de incredulidad (y de indignación, por que no decirlo) a los puristas. El coro de La Salle Viña estrenaba un autor de campanillas con el periodista Antonio Burgos. La mezcla literaria-musical de Burgos con Antonio Martín dio lugar a un señor coro como 'Takatá chim-chin pom-pom'. Acompañaron en la final a los viñeros 'El imperio inca', 'Noche de ronda' y 'Pasaje a la India'. El jurado, en cuartetos, declaró desiertos los dos primeros premios, siendo el tercero para 'No moverse que ahora vengo', con El Peña, y el cuarto para 'Ojú qué calor', de Antonio Villanego.

Isabel Pantoja fue la pregonera de ese Carnaval. El pregón se trasladó de San Antonio, en obras, a la Catedral, donde se celebró también en 1990 y 1991. La Diosa fue Regli Sánchez Tirado. El Quini encarnó al primer Dios Momo del Carnaval gaditano, en un acto organizado por la Federación de Peñas.

Durante el Concurso falleció el pintor Salvador Dalí, reaccionando con arte 'Los soldaditos', que le cantaron un pasodoble. Fallecía también el Duque de Cádiz mientras esquiaba en Estados Unidos. A la vez que transcurría la fase clasificatoria Alianza Popular pasaba a llamarse Partido Popular. La ciudadanía gaditana quedaba consternada por el caso del descuartizador que arrojó los restos de la víctima en la punta de San Felipe. Precisamente en esta zona se inauguraba en aquellos días el Paseo Pascual Pery.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios