Ahora es cuando se está bien aquí

  • La ausencia de grandes aglomeraciones y de lluvia permite a los gaditanos y foráneos disfrutar de coplas callejeras y oficiales repartidas por diversos puntos del casco histórico

Ahora es cuando se está bien aquí. El nombre de la chirigota de Selu bien puede servir para resumir la jornada carnavalesca de ayer lunes. La ausencia de grandes aglomeraciones y de lluvia permitió a los gaditanos y foráneos disfrutar de las coplas en diversas calles, plazas y esquinas del casco histórico. Junto al Oratorio de San Felipe Neri, como ya hicieron el pasado domingo, las bañistas de García Cossío entonaron gran parte de su repertorio rodeadas de centenares de personas. Todo un baño de multitudes. Se estaba bien allí... Faltaban minutos para las tres del mediodía y el Carnaval en la calle se iba ya entonando.

Manolo Santander y sus chirigoteros de 'Los del puntazo en el coco' animaron la calle Sagasta con su alegre pasacalles. Pasada la iglesia San Lorenzo se cruzaron con varias callejeras, como la gaditana 'Las Jackies' y la roteña 'De ésta salimos'. Ambas agrupaciones se dieron cita junto al bar La Casapuerta, campamento base de varias ilegales. Y a unos metros se preparaban para cantar los componentes de 'Los Uuuhh. Chirigota del terror'. "Yo sé que tú estás cagao, te sale el mojón del culo... Uuuuhhh cuando llega el día 5 y en la cartilla no tiene un duro". Todo un estribillo terrorífico.

Cerquita, en la calle Solano, se concentraron numerosas personas alrededor de uno de los grupos más buscados durante los carnavales, la chirigota de Los del Perchero, que este año se llaman 'Los barbapasta'. Eso sí, todos lucían gafas pero no, en cambio, barba. "Sólo la llevamos los días impares", saludó uno de los integrantes. Los chirigoteros aportan este año "un punto chic" al Carnaval gaditano, con un estribillo la mar de minimalista: "Se llevan los estribillos minimalistas". Tal cual. Los aplausos y las risas duran siempre más.

Estos modernillos ofrecieron a los presentes el manual del buen corrupto, con la música del tema Si yo fuera rico, de la película 'el violinista en el tejado'. Un manual necesario, dijeron, "porque no es nada fácil ser un buen corrupto en estos momentos". "No es fácil ser un corrupto, la competencia es feroz, debes salirte de la zona de confort". "Hay tanta gente mangando que ya nadie se hace rico". "El corrupto convencido ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma". "El corrupto sumergido ni se crea ni se destruye, sólo cambia de partido". Fueron desgranando 'Los barbapasta".

A unos metros, las doradas estatuillas de los Oscar de Hollywood iluminaban y animaban la esquina de Sagasta con Solano. Y en la calle Sacramento, en su particular portal de belén con forma de puerta de garaje, cantaba la microchirigota callejera 'Los de la peña La Estrella'. Sus Majestades de Oriente se presentan en uno de sus dos estribillos: "Venimos desde Belén / con arte y con salero / y el negro viene arrastrando/ la p... por el albero".

En este gran lunes de Carnaval hubo coplas para todos los gustos, incluso para los nostálgicos, porque en la Cruz Verde, justo enfrente de donde la chirigota de Juanlu Cascana interpretaba su popurrí, comenzaron a sonar los compases de la Antología de Enrique Villegas. Ataviados con casacas como las que llevaron 'Los escarabajos trillizos', más conocidos por 'Los Beatles de Cádiz' hace 50 años justos, Tito Iglesias, Bohórquez, Enrique Carrillo de Albornoz y compañía hicieron las delicias de los presentes entonando desde pasodobles de 'Las 15 piedras' hasta rumbitas archiconocidas en los 80. Montserrat Macías, nieta del gran Macías Retes, presenciaba junto a su hija de sólo cinco años la actuación. "Esto es como llevar a la niña a catequesis", decía entusiasmada.

Y conforme más se acercaba uno a la zona trasera del Mercado el ambiente iba creciendo. En la esquina de los Callejones el coro de Nandi Migueles, 'Los sudamericanos', interpretaba tangos y cuplés de manera magnífica. Y justo en la calle Robles, cerca del Merodio, se formaba un tapón tremendo para escuchar a una de las agrupaciones oficiales que están causando sensación en este Carnaval: 'Los seguidores del Arturito'. Después de varios pasodobles y cuplés, y ante la insistencia de los presentes, incluso se atrevieron con su popurrí, que terminó por animar el cotarro. Así que a caballito se fueron coreados por decenas de personas que reclamaron fotos con Popo, Lupo, los hermanos Silva Chanivet e incluso con su autor, José Manuel Sánchez Reyes, que con su mujer y sus hijos, convenientemente disfrazados de caballeros medievales, asistieron a la actuación.

El ambiente también se notaba por las plazas, donde incluso irrumpían agrupaciones muy esperadas como la comparsa 'Los millonarios' de Juan Carlos Aragón. Pasadas las seis de la tarde actuaron en la plaza de San Juan de Dios. Desde allí se dirigieron a la escalera del Museo de la plaza de Mina, seguidos por una legión de admiradores, y continuaron su periplo actuando en la escalera de la Facultad de Medicina, muy cerquita del Gran Teatro Falla, donde en la madrugada del pasado sábado conquistaron el primer premio.

Es lo bueno de estos días, que igual estás oyendo a un primer premio, que te divierte la poca vergüenza de ilegales como 'Las mariuskas', que en San Antonio actuaban para un público reducido con sus compuestos disfraces de típicas muñecas rusas. 'Las diógenes', en cambio, congregaban a numerosas personas allá donde iban, y es que sus trabajados, llamativos y estrafalarios tipos no dejan indiferentes a nadie. Este grupo cantó ayer en la puerta del Museo del Títere, tras relevar en ese solicitado espacio de la calle San Miguel a los comparsistas de Jesús Bienvenido, 'Los imprescindibles'.

En la esquina de San Miguel con Javier de Burgos, los cinco componentes de 'Las caras de Belme... a por tabaco' se llevaron un buen puñado de aplausos a cambio de sus "coplas paranormales". Estos espectros, que el pasado carnaval fueron 'Los iluminatis con tomati', explicaron a los presentes que este año vienen a Cádiz con sus caras de lamento a descubrir el Carnaval. "Un día me fui por tabaco, dije que volvía en un rato, y allí andan esperando... Me he pintao pa la ocasión, sobre la pigmentación, coloretes pa canta... Murallas de puerta tierra, en tu piedra ostionera cualquiera se aparece, prefiero paredes lisas, porque las piedras chicas se erosionan al Belme...".

Por la plaza Mina, desde primeras horas de la tarde, también se pudo ver a algunos coros, como el de Valdés, 'Tira a Juanillo por el patinillo', si bien poco a poco el grueso de las bateas están acabando en el Mercado, que ayer tenía animación por los cuatro costados. Y es que también se estaban bien ahí...

En la calle Abreu, junto a los veladores, incluso tenían su espacio agrupaciones de la cantera, como 'La alegría de vivir', primer premio, y que recibió el cariño de los presentes y los miradas curiosas de los más pequeños al comprobar como desde pequeño se puede llevar este veneno carnavalesco por la sangre.

Otro rincón gaditano, como San Agustín, se llenaba al completo de gente sobre las tres y media de la tarde con la comparsa 'Los gadiritas', segundo premio en el Concurso de Agrupaciones. El grupo de Tino Tovar ofreció sus letras poco después de que lo hicieran 'Los borregos', de Miguel Ángel García Argüez y Nene Cheza. Cuando concluyeron, los comparsistas no dudaron en escuchar a la chirigota infantil de niñas 'Lacasitos', que ofreció su repertorio subida a la farola de la plazoleta, frente a la iglesia.

Por la zona también se movió el romancero 'Las joyitas del Nilo', con sus dos intérpretes que encarnan a Cleopatra; en Vargas Ponce se arrancó la chirigota 'Carnabaret', con sus bailarinas de Cabaret más gaditanas; y durante unos minutos 'La vieja coba santiaguera' colonizó gran parte de la calle San Francisco.

Igualmente, los componentes del cuarteto callejero del Morera, 'No hay esquimal que por bien no venga', conquistaron al mediodía El Palillero. Incluso se inmortalizaron en un selfie junto a centenares de aficionados.

Lo dicho. Ayer lunes sí que se estaba bien aquí, en Cádiz, con el carnaval moviéndose a sus anchas por el casco histórico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios