El tranvía discurrirá por el centro o los laterales del segundo puente

  • El Ministerio de Fomento y la Junta estudian la solución óptima para los dos carriles del futuro medio de transporte · La conexión entre Cádiz y el aeropuerto de Jerez se realizará en 39 minutos

Comentarios 30

El Ministerio de Fomento y la Junta de Andalucía estudian estos días la ubicación definitiva del futuro tranvía que discurrirá por el tablero del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz. Después de que ambas administraciones hicieran pública su firme voluntad de utilizar la nueva infraestructura para potenciar el transporte ferroviario por la Bahía, ahora deberán acordar la solución óptima para integrar la plataforma del tranvía en el puente.

Y se debaten entre dos opciones. Por un lado, implantar una plataforma a cada lado del tablero dejando una calzada con dos carriles de circulación por sentido separados por una mediana. Por otro, instalar en el centro del tablero una plataforma de doble vía dejando a ambos lados dos carriles para cada uno de los sentidos.

El tablero del nuevo puente, que construye Dragados desde hace cerca de un año, tendrá 30,5 metros de ancho. En este espacio será necesario distribuir los cuatro carriles -de 3,5 metros cada uno-, siete metros para ambos sentidos del tranvía, los dos arcenes, las aceras y las necesarias separaciones entre las vías ferroviarias y los vehículos. Si los técnicos encuentran una fórmula digna para que todo esto encaje en el tablero del actual puente, el proyecto redactado por el ingeniero navarro Javier Manterola tan solo sufrirá modificaciones. En cambio, si resulta obligado ampliar el tablero proyectado, los técnicos podrían redactar otro proyecto y diseñar un nuevo puente.

El paso del tranvía por el futuro acceso a Cádiz, insistentemente reclamado por la Junta de Andalucía, contribuirá a cerrar el anillo ferroviario de la Bahía logrando conexiones más directas para un población de 670.000 habitantes. Es una actuación que recoge el Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte de Andalucía en el área Metropolitana de la Bahía de Cádiz-Jerez, que incluye también el tren-tranvía Chiclana-San Fernando, la ampliación de los servicios marítimos, nuevos intercambiadores de transportes, la mejoras del servicio de autobús, el sistema tranviario de Jerez, nuevas líneas de distribución metropolitana y vías multimodales.

Para completar el anillo ferroviario en la Bahía, de Fomento deberá establecer una conexión tranviaria de un kilómetro que enlace la estación de Plaza de Sevilla con el inicio del segundo puente. Una actuación que los técnicos estudian si se realizará a partir de la avenida de Las Cortes de Cádiz o a través de la avenida Huelva, San Severiano y Astilleros. Además, Fomento deberá enlazar la desembocadura del tranvía en el entorno del Río San Pedro con la línea entre Sevilla y Cádiz. De esta forma, se incorporará a la infraestructura ya existente para garantizar la conexión entre la capital gaditana con Las Aletas, El Puerto de Santa María, Jerez y el futuro apeadero del aeropuerto jerezano.

Un estudio elaborado por la Junta estima que el futuro tranvía podrá transportar hasta 10.000 pasajeros por hora y sentido con una capacidad para 500 personas por tranvía y una frecuencia de paso de cada tres minutos por sentido; es decir, la previsión es de hasta 20 viajes por sentido. En cambio, por dos carriles pueden pasar hasta 2.000 vehículos por hora y sentido, que podrían transportar una media de 3.000 personas por carril y sentido si cada coche lo ocupa 1,5 viajeros.

El paso del tranvía por el segundo puente, junto al carril reversible por el José León de Carranza y la puesta en servicio de la triplicada CA-35, contribuirá a mejorar la movilidad por la Bahía de Cádiz. A esto se une la llegada de la Alta Velocidad a la capital gaditana, prevista para mediados de 2011. Según confirmó el pasado lunes Josefina Cruz, Secretaria General de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, las nuevas vías ferroviarias que se construyen en la Bahía contarán con traviesas polivalentes. Esto permitirá que los trenes de Alta Velocidad, con rodadura desplazable, se encarrilen en apenas diez minutos al ancho ibérico y continúen circulando a un mínimo de 220 km/hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios