Más de 2.200 togas en la percha

  • Los convocantes cifran en un 62% el seguimiento de la histórica huelga de jueces y el CGPJ lo reduce al 35% · En Aragón, Valencia, Murcia y Extremadura la incidencia fue notable y casi nula en el País Vasco

Un "éxito" sin precedentes. En lo segundo todo el mundo está de acuerdo: los jueces nunca se habían puesto en huelga hasta ayer; en cuanto al seguimiento, la tradicional guerra de cifras entre las partes tampoco defraudó: el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) lo cifró en un 35%, lo que se traduce en 1.635 magistrados de brazos caídos, y las dos asociaciones, Francisco de Vitoria (AJFV) y Foro Judicial Independiente (FJI), lo elevaron al 62%, lo que equivale a que casi 2.200 togas se quedaron en la percha.

Ambos colectivos judiciales estaban jubilosos. "Incluso con las cifras del CGPJ Judicial, la huelga es todo un éxito", manifestó el portavoz de la AJFV, Marcelino Sexmero. Lo corroboró la intervención de la portavoz del órgano de gobierno de la judicatura, Gabriela Bravo, que se limitó a a leer los datos y se negó a responder a las preguntas de los medios de comunicación, en una intervención que no superó los tres minutos.

La convocatoria tuvo un éxito indudable en cuatro comunidades autónomas -Aragón, Murcia, Valencia y Extremadura, con un seguimiento superior al 60%, según los datos oficiales- y una incidencia notable en Canarias (más del 50%) y en Cantabria, Baleares, Madrid y Cataluña, donde pararon casi cuatro de cada diez jueces.

Por el contrario, la huelga, convocada en demanda de más medios materiales y humanos y de reformas estructurales para la Administración de Justicia, apenas se notó en el País Vasco.

Después de esta histórica jornada de huelga, ahora esta por ver si los huelguistas van a ser sancionados por el CGPJ, tal y como había dejado entender Bravo la pasada semana, y si el Ministerio de Justicia les va a descontar de su sueldo el día no trabajado, como regula el derecho a la huelga.

Las asociaciones judiciales ven muy poco probable que sean sancionados porque en ese caso el Consejo debería estudiar caso por caso cada uno de las más de 2.000 faltas en el día de ayer.

En lo que se refiere al descuento, señalan que si el Ministerio reconoce su derecho a la huelga entonces lo lógico será la reducción pero si no lo consideran huelga "difícilmente" se lo podrán restar de su sueldo. "Puedo garantizar que no va a haber ningún tipo de sanción y si existen iremos hasta el último extremo para impugnar cualquier tipo de sanción del Consejo. No existe capacidad jurídica alguna para interponer sanciones", recalcó el juez decano de Madrid, José Luis Armengol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios