El "tabú" de la limpieza

  • "Ha tenido que dimitir un concejal, han cesado al gerente y aquí sigue sin pasar nada", denuncian representantes de la plantilla de Sufi Cointer

Un operario de Sufi Cointer realiza labores de barrido en la Plaza Campo de la Aviación, en el barrio de Loreto. Un operario de Sufi Cointer realiza labores de barrido en la Plaza Campo de la Aviación, en el barrio de Loreto.

Un operario de Sufi Cointer realiza labores de barrido en la Plaza Campo de la Aviación, en el barrio de Loreto. / julio gonzález

Comentarios 1

Aparente normalidad pese a todas las circunstancias que rodean al servicio municipal de Limpieza. Varios representantes de la plantilla de trabajadores han estallado ante lo que consideran una situación del todo increíble. Un servicio vencido desde julio de 2016, una serie de irregularidades en la ejecución del pliego de condiciones contratado, una denuncia en Fiscalía, un concejal dimitido, una comisión de investigación... "Pero aquí no pasa nada. La limpieza es un tema tabú en Cádiz. Ha tenido que dimitir un concejal, han cesado ahora al gerente. Y aquí sigue sin pasar nada", lamentan los representantes sindicales con los que ha hablado este periódico, que se preguntan "si nadie en la ciudad se hace ninguna pregunta en relación a la limpieza".

Estos trabajadores han puesto sobre la mesa una serie de irregularidades que se suman a lo ya elevado a Fiscalía hace un tiempo. Así, por ejemplo, ponen el acento en la limpieza sistemática de zonas de la ciudad excluidas del contrato que el Ayuntamiento firmó con Sufi Cointer en 2006. Ya se denunció que durante una década se ha venido realizando la recogida de residuos del recinto fiscal de Zona Franca o que se estuvo haciendo lo mismo en el hospital Puerta del Mar -"que aunque digan que fue cosa de unos días podemos asegurar que fue durante un año entero", indican los portavoces-; pero también indican que se sigue realizando la limpieza y recogida de residuos en la Punta de San Felipe, "que tenemos marcado hasta la estatua de Gades pero que hacemos hasta el final, en un recinto que es portuario y que de hecho tiene contenedores distintos a los del resto de la ciudad", o en el parque empresarial de Levante, "que tampoco está en el pliego". Se preguntan los trabajadores que cómo esta irregularidad en la prestación del servicio no se ha detectado hasta la fecha, "cuando los vehículos tienen instalado un sistema de geolocalización".

Denuncian nuevos incumplimientos del pliego de condiciones del contrato de limpieza

También denuncian las "pésimas condiciones" de las instalaciones de la empresa concesionaria del servicio (Sufi Cointer). Tanto las principales de Zona Franca, donde hablan de presencia de roedores y de goteras, como los denominados cuartelillos de Huerta del Obispo o de San Dimas, "que están en condiciones de insalubridad" y que se siguen utilizando pese a las continuas denuncias de la plantilla.

En la situación contractual de los trabajadores de Sufi Cointer también se detienen estos portavoces sindicales, que recuerdan que tienen el convenio congelado desde 2012 (cinco ejercicios seguidos) y que siguen teniendo pendiente la recuperación del incremento de un 4,4% que firmaron en 2009 y que está a la espera de una nueva sentencia ratificatoria. Pero además denuncian que no tienen acceso a la documentación para conocer las altas y bajas de la empresa, que se están realizando contrataciones actualmente -algo que no permitiría el período de prórroga actual- y que no se está respetando el protocolo establecido para contrataciones.

Otro asunto que denuncian estos representantes de la plantilla es el del control que se viene ejerciendo sobre la prestación del servicio. "No se sabe el servicio diario que se presta en la ciudad", aseveran, asegurando que Sufi Cointer "ha hecho y deshecho porque los organismos de control lo han permitido" y exigiendo que se "pidan explicaciones" a los responsables de ese control del servicio. Tanto de las zonas en las que se actúa y en las que no, como de los servicios que se cumplen y los que no "y también de los vehículos que hay y los que han desaparecido, porque el mismo día que se presentó la nueva flota en la plaza de la Catedral (el 12 de enero de 2007) hubo vehículos que ya no volvieron a Zona Franca, sino que directamente salieron de Cádiz", aseguran.

Elevando el tono de sus críticas o denuncias, estos representantes recuerdan que el propio González Bauza "aseguró en el pleno de su reprobación (diciembre de 2016) que un año y medio después de firmarse el contrato con Sufi Cointer pidió su disolución". "Hay un pliego incumplido desde el principio y aquí nadie dice nada. ¿Dónde están los vehículos que faltan? ¿Y el personal que falta? ¿Cómo se ha seguido pagando el contrato íntegro si el concejal reconoció que faltaban miles de horas?", se preguntan estos trabajadores. Y en un escalón superior se hacen una última pregunta en relación a todas las anteriores, dirigida especialmente tanto al actual equipo de gobierno -"que nos dijo que si los votábamos en 48 horas se solucionaría todo esto", afirman- como a los grupos de la oposición, "a los que hemos trasladado todas estas informaciones con su documentación": "¿Por qué nadie se pregunta nada?".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios