El senador José Blas Fernández justifica el veto

  • Para el concejal, los Presupuestos del Gobierno "no se podían cumplir"

José Blas Fernández, senador por Cádiz del Partido Popular y teniente de alcalde del Ayuntamiento de la capital, justificó ayer el veto de su partido a los Presupuestos Generales del Estado asegurando que las cuentas presentadas por el Gobierno socialista presentaban un "descuadre de más de 200.000 millones" y que no se podían cumplir: "Eran unos presupuestos desequilibrados". Fernández sale así al paso de las acusaciones efectuadas el lunes por el diputado y concejal Rafael Román, quien dijo que el veto popular, apoyando el realizado por los nacionalistas catalanes, ponía en peligro las inversiones de 2008 para la provincia de Cádiz.

Asegura Fernández que los Presupuestos presentados por el Gobierno de Zapatero eran "incumplibles", con "desfases" entre los gastos y los ingresos, y que incluso fueron enmendados por los socialistas durante su trámite en el Congreso para modificar el Plan de Empleo de la Bahía.

El senador gaditano niega así que el voto negativo de su partido fuera para "fastidiar al Gobierno y con ello fastidiar a Cádiz", tal y como señaló Román, y acusó al Ejecutivo de confeccionar unos presupuestos "electoralistas". También recordó que los socialistas, "con Román de senador", votaron en contra en su día de otorgar un tratamiento especial a Cádiz.

Una vez vetados en el Senado, los Presupuestos Generales del Estado se prorrogarán si no son aprobados por mayoría absoluta en el Congreso.

El concejal socialista Rafael Román había asegurado en rueda de prensa el lunes que el veto del Senado a los Presupuestos Generales ponían en peligro inversiones muy importantes para Cádiz, como eran 28 millones de euros para el segundo puente sobre la Bahía, 15 para el polígono de Las Aletas, 73 para el AVE, 18 para el aeropuerto de Jerez o 1,2 para el Museo Provincial, además de otras partidas para industrialización, formación y empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios