El mapa de ruidos del PGOU dirá si se limitan los bares en El Pópulo

  • El Ayuntamiento anunció en agosto del año 2006 que estudiaba la posibilidad de declarar como Zona Acústicamente Saturada al barrio más antiguo de la ciudad

Comentarios 8

En agosto del año 2006, el Ayuntamiento anunciaba que tenía en estudio considerar el barrio de El Pópulo como una Zona Acústicamente Saturada (ZAS), una declaración que conllevaría que no se concedieran licencias de apertura para nuevos negocios hosteleros.

Sin embargo, a día de hoy no hay novedad alguna sobre este estudio, según informa el equipo de gobierno municipal, porque el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que está en proceso de elaboración ya incluirá un mapa de ruidos de toda la ciudad.

De hecho, el pasado 25 de abril la junta de gobierno local dio el visto bueno a la formalización de un convenio con la Universidad de Cádiz de cara a la realización de este mapa; con respecto al Plan General, se está redactando y se espera que en breve, este verano, se pueda presentar a aprobación inicial. Una vez dado este paso, todavía quedarán bastantes más hasta que entre en vigor el nuevo planeamiento de la capital gaditana.

Actualmente, en la ciudad existen tres ZAS. La primera, declarada en el año 2003, es la calle Zorrilla y en su día la patronal hostelera Horeca emprendió una actuación judicial contra esta decisión municipal que acabó siendo desestimada por el juzgado.

Después se realizó la declaración para la calle Muñoz Arenillas, una zona que registra una elevada afluencia de jóvenes durante los fines de semana, especialmente durante los meses de verano. A petición vecinal, después pasó de referirse solamente a la calle para incluir también el pasaje que la conecta con el Paseo Marítimo.

La última declaración afecta a las plazas de Mina y San Francisco y a las calles Rosario y callejón del Tinte, en el centro de la ciudad.

La que iba a ser la cuarta zona de la ciudad con limitaciones para la actividad hostelera esperará ahora a que el Plan General de Ordenación Urbana perfile el mapa de ruidos de toda la ciudad. La declaración de ZAS conlleva que se puedan suspender las licencias de apertura, modificación o ampliación de locales considerados generadores de ruido y prohibir o limitar su horario. Igualmente, el gobierno local puede aumentar el control sobre los horarios de las terrazas, y suspender temporalmente las licencias concedidas en casos excepcionales. Podrá restringir el tráfico y sus emisiones acústicas de forma más drástica que en el resto de la ciudad.

65

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios