Tres reyertas en la madrugada de Navidad

  • La presencia de la Policía Nacional, que no hizo detenciones, calmó los ánimos

Comentarios 1

La madrugada navideña dejó en Cádiz hasta tres reyertas que obligó a intervenir a los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. Su presencia sirvió para calmar ánimos y evitar que las peleas entre grupos juveniles que regresaban de celebrar la Nochebuena fueran a más. No se produjeron detenciones.

La primera pelea se produjo a las 5.30 horas de este martes en la calle Enrique de las Marinas, donde un hombre con antecedentes policiales fue agredido por una persona a la que, según relató a la Policía, no pudo identificar.

La segunda, sobre la misma hora, se registró en La Punta de San Felipe, junto a la zona de la movida juvenil, donde un joven menor de edad, de 17 años, resultó herido tras verse involucrado en una pelea de la que resultó con heridas. Un coche patrulla le trasladó al hospital Puerta del Mar.

La última reyerta ocurrió a las ocho de la mañana junto a la parada de autobuses de la plaza de España. Hasta allí fueron cuatro coches. Los funcionarios calmaron ánimos entre los dos grupos implicados en la pelea e identificaron a cinco jóvenes, de entre 18 y 21 años, que no contaban con antecedentes y que expresaron su intención de acudir a Comisaría para prestar declaración.

También el martes de Navidad, sobre las 14.30 horas, una llamada alertó de una agresión en La Caleta. La Policía identificó a nueve personas y habló con la víctima, que estaba siendo atendida en El Olivillo y que mantenía que se había cortado con unos cristales al caerse, aunque la herida parecía de arma blanca.

El martes, la Policía Local informó de que no se habían producido incidentes de importancia, salvo la dispersión de un grupo de jóvenes que estaban armando ruido en la calle Antonio López.

Ayer, el parte de novedades de los agentes locales, que hacía referencia a las últimas horas, sólo recogía el hallazgo de un bolso con diversas pertenencias y documentación en el Paseo Manuel Machado, y la recuperación de un ciclomotor, que figuraba como sustraído, en la calle Navas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios