Un referente para el Cádiz del ocio y la cultura

  • El Ayuntamiento lleva años vendiendo la importancia del castillo en el diseño de ciudad

Los tres grandes conciertos que el Ayuntamiento plantea organizar este verano en el castillo de San Sebastián vienen a culminar un largo proceso de conversión de este histórico equipamiento de un acuartelamiento militar a un referente para el ocio y la cultura de Cádiz.

Casi recién llegada a la Alcaldía, en 1995, Teófila Martínez ya planteó la recuperación ciudadana de este castillo. Más de 40.000 metros cuadrados de superficie desconocidos para la gran mayoría de los gaditanos y con un potencial turístico y cultural inmenso. Pasó a ser rápidamente la joya de la corona, el Guggenheim de la Bahía.

Esta visión no fue compartida por las administraciones regional y central socialistas hasta que, a base de dar la lata y aprovechando la buena sintonía entre ambas, la alcaldesa convenció a María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta del Gobierno, de la vital importancia de este equipamiento. El PSOE, que hasta entonces lo había ignorado, lo adoptó como suyo y lo que hasta entonces era un terreno baldío pasó a ser uno de los proyectos prioritarios de cara al Bicentenario de la Constitución de 1812, hasta el punto de situar ahí al Memorial de las Libertades.

Este verano, sin que el Consorcio haya aclarado aún qué, cómo y cuándo se va a hacer en San Sebastián, el castillo se pondrá de largo como elemento de referencia para la cultura, el ocio y el turismo de la ciudad.

El Ayuntamiento tiene por delante una labor fundamental y complicada pues del éxito de la organización de estos tres eventos dependerá el éxito de la apuesta futuro por el castillo. La seguridad interior y los accesos son dos problemas a tener en cuenta. El Cádiz 12 se pinta como una capital volcada en la cultura y el ocio y en este dibujo el castillo de San Sebastián, convenientemente rehabilitado, es esencial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios