La puerta del puente en Cádiz

  • Fomento abre, de manera provisional, la rotonda de acceso a la capital Aún queda por ejecutar una segunda glorieta para facilitar el paso futuro del tranvía

Comentarios 54

Dos motoristas saludaron ostensiblemente  al respetable cuando se encaminaban a la avenida de Las Cortes de Cádiz. Eran los primeros que circulaban por la rotonda de acceso al nuevo puente de la Constitución de 1812, que ayer, a las siete y media de la tarde, abrió tras varios meses de obras.

La apertura tiene un carácter provisional pues aún hay que terminar la segunda glorieta, de tamaño más reducida y más cercana a la calle América, así como toda la zona ajardinada, los nuevos equipamientos públicos y la conexión de los paseos marítimos de Astilleros y La Paz que irá por debajo del puente. La previsión es que esta infraestructura esté en funcionamiento a lo largo del último trimestre de este año.

La apertura de la rotonda, aunque sea de manera parcial, supone ya un claro desahogo para el tráfico en una zona de la ciudad cada vez más importante dentro de la trama urbana. La presencia allí de una gran superficie comercial y la existencia de una importante masa de población, por la alta densidad de habitantes en los barrios de Astilleros y La Paz, obligaba a una conclusión de las obras lo más rápida posible, lo que no evitó el pasado verano una paralización de los trabajos durante dos meses. Hace unas semanas el Ayuntamiento gaditano pidió al Ministerio de Fomento que agilizase al máximo la urbanización de esta zona para tenerla lista antes de finalizar abril, lo que así ha sido.

Además, va a servir para experimentar lo que en su momento será subir o bajar por el puente, de empinada cuesta, que para su entrada a la ciudad ha elevado la cota de la vía, aunque desde lo más alto la pendiente es suave.

Con este nudo de circulación ya en servicio las avenidas de la Bahía, Las Cortes de Cádiz y Huelva vuelven a quedar conectadas entre sí. La última de ellas fue reformada totalmente hace unos meses. A la vez se podrá normalizar el recorrido de la línea 5 de los autobuses urbanos, directamente afectada por las obras en la rotonda.

El poder utilizar ya esta rotonda supone un paso muy significativo en el proyecto del puente de la Constitución. Ya hace tiempo funciona parcialmente el nudo del Río San Pedro, que conecta el puente con la autopista, Puerto Real y Cádiz a través del puente Carranza, aunque aún quedan algunos tramos por urbanizar. 

En todo caso, en la orilla de Cádiz aún quedan trabajos por hacer. Cuando concluyan, que coincidirá con la apertura del segundo puente, se contará con 9.350 metros cuadrados de zona verde, especialmente en las áreas más cercanas a los dos paseos marítimos. También se instalará una zona de juegos infantiles, junto a la guardería municipal, así como un espacio para ejercicio de mayores,.Entre las previsiones también hay un espacio destinado al parkour, práctica consistente en realizar acrobacias con el cuerpo, destinado a los más jóvenes. Estas áreas de esparcimiento estarán protegidas por vallas de los viales de circulación. 

Destaca la ampliación del paseo marítimo, con 400 metros lineales más y que irán por debajo de la estructura del puente, aprovechando el relleno que se construyó en su día, y que supondrán 8.500 metros cuadrados más suelo para la ciudad.

La segunda rotonda que queda por urbanizar tiene como función facilitar la conexión con el puente de la futura línea del tranvía metropolitano, que conectará la capital con Puerto Real a través de una plataforma reservada que, mientras no se ponga en marcha, será utilizada por el transporte público interurbano.

El levantamiento de la antigua rotonda, para construir la nueva, ha sido aprovechado por el Ayuntamiento para renovar todas las redes de servicios subterráneos, instalando a su vez los nuevos sistemas de control dentro del proyecto de smart-city.

La provisionalidad con la que se abre esta rotonda va a suponer entre otras cosas que funcione regulada mediante la señalización vertical que ya está instalada, pendiente de que entren en servicio la red semafórica que controlará la entrada y salida de coches por el puente. 

A la apertura de ayer acudió Teófila Martínez acompañada por sus concejales y el delegado del gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. La alcaldesa se llevó más aplausos que gritos. Incluso uno de los que reclamó empleo para Cádiz acabó haciéndose una foto con Martínez.

más noticias de CÁDIZ Ir a la sección Cádiz »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios