El proyecto de la nueva playa gana adeptos al descartar la Alameda

  • Comerciantes, vecinos y hosteleros ven ahora "positivo" y "bueno para el barrio" la segunda propuesta de la Demarcación de Costas · Algunos alertan del fuerte oleaje de la zona escogida

El nuevo proyecto de la Demarcación de Costas para crear una nueva playa junto a la Punta de San Felipe logra un mayor grado de aceptación entre comerciantes, vecinos y hosteleros de la zona al haber descartado definitivamente la primera opción de ampliar la nueva franja de playa hacia el paseo de la Alameda. La primera impresión, tras conocer el domingo esta segunda propuesta a través de este periódico, es que aprovechar la actual calita para hacer una pequeña playa de unos 250 metros de longitud puede ser "positivo" para el barrio, aunque hay quien también advierte de que el oleaje puede ser "fuerte y peligroso".

Enrique Carril, presidente de la asociación de vecinos Murallitas de San Carlos, reconoce que ve con otros ojos el nuevo proyecto: "Esta playa chica sí tiene en principio más sentido. Distinto era lo otro. Eso de que ocupara toda la Alameda no nos parecía correcto, era acabar con este hermoso balcón que tenemos a la Bahía. Pero esta pequeña playa sí puede traer alegría al barrio y evitar que los vecinos se tengan que desplazar en autobús para ir a la playa, a La Caleta o al Balneario".

Sí advierte Carril que si finalmente este proyecto sale adelante, habrá que prestar "una especial atención" al asunto de la limpieza, al tratarse de una playa que quedaría junto al actual botellódromo: "Si esta zona los fines de semana aparece llena de botellas y bolsas, en la playa sería peor. Es una playa que precisaría de limpieza en verano y en invierno. Esta es la parte que menos convence a los vecinos".

También ve "positivo" el proyecto Antonio de María, presidente de la patronal de hostelería Horeca, quien no oculta su alegría por que la propuesta abandone la idea de hacer la playa en la Alameda: "Esto sí es aceptable. Lo otro no tenía sentido, como ya dijimos en su momento. Esta playita puede revitalizar el barrio y completar la oferta playera del casco histórico. Además, sería un buen complemento a la zona de ocio propuesta por el Ayuntamiento. El lugar tendría así un contenido lúdico interesante".

En la misma línea se expresa Miguel Tejada, responsable del bar-almacén Casa Tomás ubicado en la calle San Germán, que califica la idea de "buena". Este comerciante cree importante que no se incluya a la Alameda para que el proyecto sea factible: "Si se puede adecuar bien esta calita, beneficiaría al barrio, le daría en verano una vida que ahora no tiene".

José, propietario de algunos talleres mecánicos en la entrada de La Punta, es más cauto y advierte de que la playa puede tener incomodidades y algún peligro: "Llevo aquí más de 30 años y sé que el oleaje es muy fuerte. A veces ha llegado a romper cristales de los talleres. Puede ser una playa peligrosa con temporal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios