crónica de san juan de dios

La política se juega en los juzgados

  • Casos judiciales. El equipo de gobierno tiene ahora al alcalde como acusado y a dos ediles como investigados

Imagen del edificio de Matadero cuando todavía no se habían entregado. Imagen del edificio de Matadero cuando todavía no se habían entregado.

Imagen del edificio de Matadero cuando todavía no se habían entregado. / jesús marín

2las cuitas políticas se solventan últimamente en los juzgados. Hay dos maneras de ver el asunto. Por un lado, que la piel de los políticos es cada vez más fina y a la mínima toman el camino de los tribunales. La otra es que el nivel de hostilidad ha subido y el casi todo vale tiene sus consecuencias. Puede que haya un poco de todo. La última es la posición de investigados de los concejales de Ganar Cádiz Martín Vila y Eva Tubío por el caso Matadero. Este se archivó pero Izquierda Unida se personó en la causa adhiriéndose a la denuncia que había presentado en primera instancia la Junta de Personal del Ayuntamiento. Cualquier caso tiene después ramificaciones y si se produce el archivo, rápidamente la parte que se ha considerado atacada en primera instancia se revuelve e intenta pasar factura en los juzgados. Nunca se había dado la situación de este año con un alcalde que se va a sentar en el banquillo de los acusados en el mes de abril y otros dos que están ya investigados.

Los autobuses

En el equipo de gobierno se sigue defendiendo que no han hecho nada malo en el asunto de los autobuses lanzadera. Se han estrellado contra un asunto legal o burocrático cuando llegó a la Secretaría general del Ayuntamiento. Desde la Policía Local se había hecho un trabajo muy detallado sobre el dispositivo de los autobuses lanzadera. Era algo que cambiaba el paso de todo lo que se había hecho en los últimos años pero la aglomeración de autobuses en esa jornada en la capital gaditana obligaba a la toma de medidas más novedosas. El problema se produjo cuando se encuentran con los problemas y se trata de buscar una solución con una empresa que se preste a realizarlo. El pecado municipal se produjo cuando se envió una comunicación oficial con el membrete del ayuntamiento a las distintas empresas de autobuses discrecionales explicándoles el dispositivo e indicándoles que se tenían que poner en contacto con la empresa que se iba a encargar del servicio y para ello se les daba la dirección de correo electrónico de la compañía y su número de teléfono. Esto se hacía sin que se hubiera hecho licitación, concesión ni adjudicación alguna por parte municipal. La chapuza no era el dispositivo en sí sino cómo se gestionó en esta parte final.

Los símbolos

Dos de los principales símbolos del PP andaluz a nivel municipal mantienen la incógnita de si se van a presentar a la candidatura a la Alcaldía. Los dos lo hacen desde posiciones muy distintas: una, Teófila Martínez, tendrá que tomar la decisión desde la barrera de la oposición; el otro, Francisco de la Torre, en Málaga, desde la Alcaldía.

Teófila no da ni una sola pista y depende de con quien hable, se percibe una señal distinta. La decisión se ha dejado en manos de ella por lo que consideran que se lo merece por lo que le ha dado a su partido y en público nadie osa a discutir la conveniencia de su candidatura. Otra cosa es lo que se expresa en privado por parte de algunos personajes en sus propias filas.

Amenaza de huelga

La huelga en la limpieza y recogida de la basura sobrevuela de nuevo sobre la capital gaditana con el Carnaval de fondo, uno de los momentos donde más importante es un dispositivo de limpieza a lo largo de todo el año. El problema es que ahora mismo la división que existe en el comité de empresa con una polarización entre dos bandos es la que se está tratando de trasladar a la plantilla. Esta rechazó de manera inicial la convocatoria de huelga que había realizado la parte mayoritaria del comité, que representa UGT, que es la que quiere llevar el asunto más a las bravas. Sin embargo, la parte minoritaria tiene claro que todavía hay margen para la negociación del convenio y considera que no hay elementos para poner a la ciudad en una situación complicada en plenos carnavales. Los primeros no aceptaron el resultado democrático y ahora van a celebrar una segunda consulta para intentar que se apruebe la huelga. Los paros están regulados por la ley pero a veces hay que tener claro la proporcionalidad del objetivo con las consecuencias de una medida tan radical como una huelga de basura y lo que se reclama, que no es otra cosa que un aumento de sueldo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios