Sin planes, ni dinero, ni intenciones de recuperar San Sebastián

  • El Ayuntamiento de Cádiz afirma que no tiene presupuesto para rehabilitar en solitario la fortaleza si no es de la mano del Ministerio

  • La oposición tampoco aporta soluciones viables

Comentarios 5

La integridad física del Castillo de San Sebastián corre peligro y la posición del equipo de gobierno y del resto de partidos de la oposición no lanza ningún mensaje de esperanza de cara a su posible recuperación como espacio dinamizador del turismo y la economía de la ciudad.

Estamos en el mismo punto de inacción, y así se deduce de las respuestas que los distintos partidos han realizado tras el anuncio que el pasado viernes hizo el consejero de Cultura de la Junta, Miguel Ángel Vázquez, sobre la decisión de no trasladar por cuestiones técnicas el CAS (Centro de Arqueología Subacuática) al Castillo de San Sebastián. Más allá del habitual cruce de acusaciones, nadie se ha centrado en planes verdaderamente constructivos, esos que hablan de dar nuevos pasos desde las distintas administraciones competentes para atraer la inversión para la emblemática fortaleza, la misma que se posicionó como el equipamiento estrella del Bicentenario.

Los principales actores de la administración son Ministerio de Medio Ambiente, como propietario, y el Ayuntamiento de Cádiz, a quien se le cedió el uso cuando todavía gobernaba el anterior equipo de Gobierno.

El actual, con José María González al frente, lanzó ayer la pelota sobre el tejado del Ministerio de Medio Ambiente, del que depende, dijo. "Nuestra intención es seguir poniendo a disposición todos los mecanismos para que al final el castillo se convierta en el equipamiento que necesita esta ciudad. Son 36.000 metros cuadrados que requieren una inversión muy elevada que evidentemente el Ayuntamiento no puede acometer en solitario. Necesitamos de la colaboración del Ministerio para tener un día el castillo que esta ciudad merece", dijo. Por su parte, fuentes de Subdelegación del Gobierno de Cádiz no se ha pronunciado al respecto.

Hay que recordar que poco antes del cambio de gobierno se firmó un acuerdo entre Ayuntamiento y el Gobierno para acometer obras todos los años, y que en la última modificación presupuestaria el Consistorio retiró la partida destinada a mantenimiento.

Cierto es que el traslado del edificio que ocupa el Balneario de la Palma serviría para dinamizar la zona de la fortaleza que ocuparía el centro, aunque tampoco sería la solución definitiva para un equipamiento especialmente castigado, cuyo proyecto de rehabilitación se tasó en 20 millones de euros. Y así lo manifiesta la concejala del PSOE, Victoria Rodríguez, que asegura que los problemas de salinidad y humedad son los que impiden el traslado del CAS, aunque no comparte la responsabilidad que supone esta decisión sobre la degradación de San Sebastián. "Existe un plan de rehabilitación del castillo que se acordó entre Ayuntamiento y Ministerio que este equipo de gobierno ha dejado en stand by". Rodríguez observa un problema de calado, "pues es un tema que no se aborda ni desde el Ministerio ni desde el Consistorio". Añade, además, "que no se puede rehabilitar algo sin tener pensado un uso que lo haga sostenible económicamente".

Igual de crítico se muestra Moisés Camacho, de la asociación por la defensa del patrimonio ADIP. Hace poco denunciaron expresamente y en abierto la pésima situación del enclave, para lo que "nos apoyó la Asociación española en defensa de los castillos y la Asociación Hispania Nostra", añade, "pero aquí no nos hicieron ni caso". Pusieron de manifiesto la historia reciente, y "nada hace presagiar nada bueno". En el escrito afirman que "el equipo de gobierno conoce la situación y, de momento, no se plantea actuar ni usar el castillo porque no hay dinero". Camacho tampoco considera el traslado del CAS aquí, apostando por su "uso cultural y expositivo".

Desde el grupo municipal Popular, Ignacio Romaní señala que "el eterno desinterés de la Junta por los espacios de Cádiz y la desidia del alcalde por el patrimonio va a ser mortal para la ciudad". Cuestiona si "nadie de la Junta sabía el estado en que se encontraba", recordando que la reforma a la que se comprometió el gobierno de Zapatero "se quedó en una chapuza". También acusa al alcalde de entregarse "a los cambalaches y monopolios socialistas en Cádiz".

El portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, estima que el tema es muy "complicado", pues no puede depender de la promoción pública. Considera que sólo podría prosperar si se consiguen "actores que procedan del sector privado", y apuntó que Ciudadanos ha llevado propuestas "de reparación en zonas en peor estado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios