Última hora Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto de Cádiz por la avería de un barco con destino a Canarias

Los planes de Valcárcel y Parador deben pasar otra vez por el pleno

  • El trámite, obligado por un cambio de legislación de la Junta y que no afecta a los contenidos esenciales de ambos proyectos, estará listo en menos de un mes

Comentarios 5

La modificación del PGOU que posibilitará la transformación del Valcárcel en un hotel de lujo y la ampliación del Parador Atlántico en el Campo de las Balas tendrá que pasar otra vez por el pleno municipal. Un cambio en la legislación urbanística por parte de la Junta de Andalucía obliga al Ayuntamiento a introducir la nueva normativa en el documento de reforma del planeamiento.

La Delegación de Urbanismo ya había remitido en su momento toda la documentación sobre Valcárcel y Campo de las Balas a Obras Públicas, estando pendiente de la ratificación del documento por parte de la Comisión Provincial, previo a su paso por el Consejo Consultivo. El cambio realizado desde la Junta elimina el primero de los pasos. La modificación del PGOU pasará de esta forma directamente al Consejo Consultivo para después ser ratificada por el consejero.

Es, por ello, una modificación puramente formal, que en nada afecta al fondo de la documentación ya tramitada, según reconoce a este diario el teniente de alcalde de Urbanismo, José Loaiza. En los últimos dos años han sido numerosos los informes complementarios que la Junta ha exigido al Ayuntamiento para poder sacar adelante ambas operaciones, que acumulan ya más de cuatro años de discusiones administrativas.

La intención del equipo de gobierno es llevar al pleno municipal del próximo mes de marzo, que puede que se celebre el viernes 14, la modificación que ha sido requerida por la Junta. De forma inmediata será devuelta a la administración regional que, por esas fechas, estará pendiente de la constitución del nuevo gobierno autónomo surgido de las elecciones del 9 de marzo.

Teniendo en cuenta que aún debe pasar por las manos del Consejo Consultivo y del próximo titular de Obras Públicas, se calcula que toda la tramitación estará concluida a mediados de año. A partir de ese momento le corresponderá al Ayuntamiento conceder la correspondiente licencia de obras.

En el caso del Valcárcel no hay problemas. La promotora del hotel ya remitió en su día el anteproyecto y debe cerrar el diseño final para su estudio por parte de los técnicos municipales. La compañía, Zaragoza Urbana, ya tiene listo el proyecto básico de la actuación. La previsión es que a lo largo del segundo semestre de 2008 puedan iniciarse las obras.

En cuanto a la ampliación del Hotel Atlántico en terrenos del Campo de las Balas, la cuestión está más complicada. Paradores del Estado ha dejado claro que no iniciará todo el proceso: encargo del proyecto y adjudicación de las obras, hasta no contar con toda la modificación del PGOU aprobada. Se abre así un proceso que puede alargarse entre un año y dos antes de que está en disposición de solicitar al Ayuntamiento el permiso para las obras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios