La pista de hielo funcionó 21 días sin el contrato formalizado

  • La legislación y el propio pliego de condiciones lo establecía como requisito previo

  • La pista abrió el 1 de diciembre y el Ayuntamiento recibió el contrato el 22

Imagen de la pista de hielo instalada la pasada Navidad en la plaza de San Antonio. Imagen de la pista de hielo instalada la pasada Navidad en la plaza de San Antonio.

Imagen de la pista de hielo instalada la pasada Navidad en la plaza de San Antonio. / lourdes de vicente

Comentarios 10

La pista de hielo que durante esta Navidad ha estado operativa en la plaza de San Antonio y que fue uno de los grandes atractivos de la campaña estuvo funcionando los 21 primeros días sin el contrato firmado entre el Ayuntamiento y la empresa adjudicataria. Según la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, no fue hasta el día 22 de diciembre cuando el Ayuntamiento recibió la documentación firmada que formalizaba la relación contractual con la empresa que resultó adjudicataria del concurso para esta atracción.

Esta laguna legal de 21 días es contraria tanto a la legislación vigente como al propio pliego de condiciones que rigió este expediente de contratación. El apartado 11 de ese pliego, que habla de la formalización del contrato, establece que "no podrá iniciarse la ejecución del contrato sin su previa formalización". Incluso establece ese apartado la posibilidad de excepción de esta norma en casos de "tramitación de emergencia", que establece el Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público en su artículo 113; pero ese artículo se limita a "acontecimientos catastróficos", a "situaciones que supongan un grave peligro" o a "necesidades que afecten a la defensa nacional". Motivos estos que, evidentemente, no guardan relación con el expediente de la pista de hielo.

Igualmente, ese apartado 11 del pliego de condiciones que el contrato debiera formalizarse "dentro del plazo de quince días hábiles siguientes a aquel en que se reciba la notificación de la adjudicación por los licitadores".

En este punto, conviene reseñar que la adjudicación del concurso de la pista de hielo se resolvió el 28 de noviembre, notificándose al adjudicatario un día después. Eso significa que la empresa adjudicataria tuvo conocimiento de la encomienda del Ayuntamiento apenas 48 horas antes de que la pista de hielo fuera inaugurada en la tarde del 1 de diciembre. Tiempo que fue suficiente para que la empresa transportada, instalara y pusiera en marcha la infraestructura -influyendo en ello, seguramente, el hecho de que era la única empresa que presentó oferta a la licitación-.

Esta relación de fechas hace imposible que, en cualquier caso, el contrato pudiera haberse firmado antes del 1 de diciembre si se tiene en cuenta la norma que otorga un plazo de quince días para esta formalización. Y este aspecto entra también en contradicción con lo que apuntan algunas fuentes técnicas consultadas, que establecen que una adjudicación de estas características -para un servicio que va a ofrecer el Ayuntamiento durante unas fechas determinadas, que va a ser utilizado por muchas personas y que puede ser escenario de accidentes, entre otras razones- debe pasar unos trámites de control o, en su defecto, al menos de supervisión de las instalaciones por los técnicos municipales; todo ello siempre después de haberse firmado el contrato entre las dos partes.

"¿Qué hubiera pasado si en esos días en que la pista ha estado funcionando sin existir contrato formalizado entre las partes se hubiera producido algún accidente por algún usuario?", preguntan las fuentes consultadas, poniendo de relieve la irregularidad detectada.

Este retraso en la firma del contrato queda de manifiesto en un documento de la Secretaría General del Ayuntamiento, en el que la directora del área de Contratación y Patrimonio explica que -efectivamente- el 28 de noviembre se adjudicó el contrato de la pista de hielo a la empresa Extraice S.L.; y que al día siguiente se dio trasladado (mediante correo electrónico) del decreto de Alcaldía por el que se adjudica la instalación, comunicándole también a la empresa que disponía ya del contrato redactado para su firma. No sería hasta el 19 de diciembre cuando se constatara en el Ayuntamiento que el contrato aún no había sido firmado, por lo que la documentación se remitió a la empresa (también por correo electrónico), obteniendo el Servicio de Contratación el documento firmado, al fin, el 22 de diciembre.

Esta circunstancia se une a la denuncia que en su día elevó el Partido Popular de que la gestión de la pista de hielo había sido, a su vez, subcontratada por la empresa adjudicataria a un tercero (la empresa gaditana Baluarte Producciones) sin que se hubiera notificado esta operación al interesado, como establece la legislación. Dicha situación se normalizó -según aclaró posteriormente el Ayuntamiento- con la pertinente comunicación después de varios días funcionando la pista en San Antonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios