Los objetos perdidos, un servicio más de 24 horas

  • La Jefatura de la Policía Local dispone de una oficina dedicada a recoger todo tipo de objetos que aparecen en las calles, incluyendo también los vehículos abandonados

Comentarios 2

Es fácil extraviar unas llaves o olvidarse el teléfono móvil en una cafetería, más difícil dejarse una maleta olvidada en un autobús o en un tren y todavía más perder una silla de paseo de un pequeño, sin embargo todos esos objetos pueden encontrarse en la Oficina de Objetos Perdidos dependiente de la de Atención al Ciudadano de la Jefatura  de la Policía Local.

Durante las 24 horas, todos los días del año, cualquier persona que encuentre un objeto en la calle puede entregarlo en la citada dependencia o notificarlo a la misma para que acudan a recogerlo.

El autor del hallazgo debe rellenar un formulario y dos años después, de no encontrarse a su propietario, el citado objeto pasar a ser de su propiedad.

En la planta sótano de la Jefatura de la Policial Local, en la avenida José León de Carranza, próxima al Estadio se encuentra el depósito de objetos perdidos donde, entre otros, hay varias maletas entregadas por Adif  tras olvidarlas sus dueños en los trenes, junto a un cochecito de bebé, un casco de motorista y hasta una olla, una sartén y una pandereta, que han aparecido en la calle.

José Sánchez, uno de los tres policías locales destinados a ese servicio, afirma que  los hallazgos más frecuentes son, además de llaves, teléfonos móviles, pendrives  y cámaras fotográficas, aparte de carteras en fechas señaladas, como los meses de verano,  Carnaval  o el Trofeo Carranza,  cuando la actuación de descuideros aprovechando la aglomeración de personas es más frecuente, y también los lunes de mercadillo, por el mismo motivo.

En este caso si la cartera contiene documentos y no se localiza al propietario  los DNI se envían a la Comisaría de Policía, los permisos de conducción a la Jefatura de Tráfico y las tarjetas bancarias a le entidad emisora.

Las llaves se destruyen después de dos años en depósito y las gafas graduadas se envían a la Delegación Municipal de Patrimonio (que suele mandarlas a países del tercer mundo), al igual que cualquier otro objeto después de exponer el  listado con los mismos en el tablón de anuncios del Ayuntamiento.

Otra  competencia de la Oficina de Objetos Perdidos son los vehículos abandonados en la vía pública  de los que se tiene constancia por notificación de  los propios policías locales o de vecinos de la calle donde se encuentran aparcados, al año unas 300 motos y unos 100 coches.

Para iniciar el expediente el vehículo debe llevar un mes con síntomas de abandono y a partir de entonces se solicita a Tráfico los datos del propietario, al que se informa de la posible sanción, que alcanzar los 30.000 euros.

De no  localizarse se publica la citación en el BOP y 15 días después se cataloga como residuo sólido urbano,  se retira, se da de baja en Tráfico y se traslada a un Centro Autorizado de Tratamiento para su destrucción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios