El paradero incierto del proyecto municipal para San Sebastián

  • El Consorcio del Bicentenario afirma no haber recibido el proyecto de ejecución del que el Ayuntamiento presume

Comentarios 8

El proyecto para la rehabilitación del castillo de San Sebastián se agranda o encoge según el perplejo periodista hable con el Ayuntamiento o el Consorcio. Hasta donde nuestra educada confianza nos permite asegurar, el primero envió hace varios meses un proyecto de ejecución, "prácticamente para licitar" sobre la consolidación de la fortaleza, y el segundo no lo tiene en sus oficinas. Como desde hace tiempo, el Consorcio afirmó ayer que lo único que han visto es un anteproyecto sin más definición.

María Luisa García Juárez no tiene conocimiento de ese proyecto, detallado en todas sus partidas, con una indicación exacta de presupuesto (25.854.291, 17 euros) general y por partidas, con más de un centenar de folios, numerosos planos y descripción de actuaciones como la demolición de construcciones añadidas, restauración del faro original, recuperación del embarcadero, y hasta la instalación de una depuradora y una estación de generación eléctrica.

El Consorcio no tiene esos papeles, ni memoria ni planos. Este diario, en cambio, sí. Muy extraño, por mucho que los que hacemos periódicos presumamos de ser los primeros en enterarnos. Desde el organismo encargado de centralizar las conmemoraciones del Doce, se dijo ayer que lo que ellos recibieron en el mes de febrero fue sólo un anteproyecto de actuación en el castillo, que encargaron a un arquitecto que elaborara un informe, y que las conclusiones de este profesional fueron, más o menos, que con esos papeles no se podía hacer nada. En definitiva, que eso no era un proyecto.

Es ocioso decir que el Ayuntamiento volvió a insistir en que sí, que ellos han hecho el trabajo al que se comprometió la alcaldesa Martínez con la vicepresidenta De la Vega y que el proyecto está en las manos que debe estar: la Comisión Nacional y el Consorcio. A partir de aquí, es fácil imaginarse algunas escenas como la de los funcionarios de la Oficina Técnica municipal trabajando a destajo para acabar el proyecto por orden de Teófila.

Pero en esta situación confusa, se puede hasta ser malo e imaginarse también a un funcionario municipal despistado que envía un anteproyecto antiguo en lugar del colorido y fetén; o quizá, quién sabe, este dossier lleno de planos esté, aparte de en nuestras manos, durmiendo en una caja perdida en la mudanza a la sede de la Casa Pemán. En el maremágnum de afirmaciones, hasta es posible que los papeles salidos del Ayuntamiento estén en un despacho de Madrid o de Sevilla. Como puede ser igualmente plausible para otros la posibilidad diabólica de que no hayan salido nunca del edificio de San Juan de Dios, a no ser por la puerta secreta por la que este Diario se hizo con ellos.

En pocos días se hará la luz definitiva, de eso no cabe duda. Aunque sólo sea porque se va a reunir la junta de gobierno del Consorcio, presidida por María Teresa Fernández de la Vega. Desde esta institución, en San Antonio, no se vería mal aceptar el proyecto que el Ayuntamiento ha elaborado, porque supondría un ahorro de tiempo y dinero, "pero es que no lo conocemos", dice García Juárez. Esta y la alcaldesa se van a encontrar oficialmente dentro de pocas fechas. A lo mejor para entonces ya se han hecho todos los reproches que deban hacerse y puede que hasta hayan aclarado algunos extremos. Y hasta es posible que la perplejidad, entonces, nos haya desaparecido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios